La Municipalidad de Pueblo Libre clausuró ayer el local de McDonald’s, ubicado en el cruce de las avenidas La Marina y Universitaria, tras la muerte dos jóvenes cuando se encontraban realizando sus labores en la mencionada fast food. (Renzo Salazar / GEC)
La Municipalidad de Pueblo Libre clausuró ayer el local de McDonald’s, ubicado en el cruce de las avenidas La Marina y Universitaria, tras la muerte dos jóvenes cuando se encontraban realizando sus labores en la mencionada fast food. (Renzo Salazar / GEC)
Gladys Pereyra Colchado

Cada hora se producen dos accidentes de trabajo en el Perú y cada tres días muere una persona por este motivo. Son estadísticas de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral () y Juan Carlos Requejo, superintendente de esta institución, sostiene que se desprenden de lo reportado el año pasado: 20.400 accidentes de trabajo a nivel nacional, de los 151 fueron mortales.

Sin embargo, las cifras de este año, solo hasta el mes de octubre, son superiores. De acuerdo con el “Boletín Estadístico de Notificaciones de Accidentes de Trabajo, Incidentes Peligrosos y Enfermedades Ocupacionales” del Ministerio de Trabajo y Promoción de Empleo (MTPE), en diez meses ya se han reportado 194 muertes y 29.736 accidentes laborales.

Si actualizamos el promedio brindado por Sunafil. Hasta octubre de 2019, cada dos días murió un trabajador en su centro de labores.

Carlos Gabriel Edgardo Campos y Alexandra Antonella Porras, los dos jóvenes que ayer fallecieron electrocutados cuando realizaban labores de limpieza en el restaurante de Pueblo Libre, no son parte de esta data, pero sus muertes han vuelto a poner en evidencia los problemas de seguridad en establecimientos comerciales.

Si bien el caso está en investigación, las familias de las víctimas han denunciado que la empresa Arcos Dorados, que tiene la franquicia de en el país, no cumplió con entregar implementos de protección para su labor. Por ejemplo, los jóvenes no contaban con botas o guantes cuando fueron encontrados, según los abogados de los deudos.

Carlos Gabriel Edgardo Campos y Alexandra Antonella Porras fallecieron cuando realizaban labor de limpieza en el local de McDonald's de Pueblo Libre.
Carlos Gabriel Edgardo Campos y Alexandra Antonella Porras fallecieron cuando realizaban labor de limpieza en el local de McDonald's de Pueblo Libre.

Al respecto, el superintendente de Sunafil precisa que el rubro de hoteles y restaurantes no es considerado riesgoso y por ello las investigaciones están orientadas a esclarecer cuáles eran las condiciones en las que trabajaban los jóvenes. Otras actividades, por sus características, sí lo son. Por ejemplo, solo en construcción civil, Sunafil ha detectado casi 7.300 trabajadores en riesgo y ha paralizado casi 100 obras en lo que va del año.

“El tema de accidentes es general y hay actividades que son de alto riesgo como la construcción civil, manufactura o minería. El rubro hoteles y restaurantes no se encuentra ni en los cinco primeros [que producen mayor número de accidentes]”, indicó a El Comercio.

Pese a ello, el McDonald’s de Pueblo Libre ha sido supervisada por Sunafil, habiendo sido la última evaluación hace cuatro meses. Juan Carlos Requejo detalla que en agosto pasado el local fue parte de un operativo programado en el cual culminó sin que se detectaran observaciones respecto a seguridad. No obstante, ello no significa que las condiciones encontradas en esa fecha se mantuvieran intactas.

“En ese momento no se encontró ninguna observación, pero es una foto al mes de agosto y no necesariamente corresponde a la de hoy. Estamos investigando de la forma más profesional posible para garantizar a las familias que vamos a esclarecer qué pasó en este caso”, expresó.

Sobre las muertes, la 35° Fiscalía Provincial Penal de Lima ha dispuesto que el Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Breña inicie las investigaciones. En el plazo de 40 días, la policía debe enviar al despacho del fiscal provincial el resultado de las pesquisas referidas a inspección de las instalaciones eléctricas, los niveles de seguridad, precaución y prevención contra accidentes de trabajo, las condiciones en que se encontraban los jóvenes en el momento de su muerte.

En tanto, Sunafil señala que, sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales del caso, podría sancionar a la empresa con hasta 189.000 soles si se concluye que el empleador incumplió las obligaciones de seguridad y salud en el trabajo.

Más información:

En lo que va del 2019, Sunafil ha realizado 10 mil intervenciones de fiscalización y casi 12 mil de orientación a empresas a nivel nacional. Solo en el sector hotelería y comercios, sumaron 3.000 fiscalizaciones y 5.700 orientaciones


TAGS RELACIONADOS