Redacción EC

Cientos de personas se concentraron ayer en la plaza San Martín y marcharon por el Centro Histórico de Lima para expresar su rechazo al proyecto de ley que modifica el régimen laboral juvenil, llamado ‘ley pulpín 2.0’.

El proyecto fue presentado en marzo pasado por el Ejecutivo y plantea exonerar del aporte a Essalud a las empresas que se acojan y contraten a jóvenes de entre 18 y 29 años. Además, establece que en el contrato se asegure un tiempo de permanencia mínimo de 6 meses.

Cecilia Chipana Urrutia, de la CGTP, consideró que la propuesta “viola los derechos internacionales como el Convenio 102 de la OIT [sobre la seguridad social]”.

En declaraciones a Canal N, dijo que rechazan la iniciativa porque no considera capacitaciones ni estabilidad laboral.