Con el apoyo de la Policía y del Ministerio Público, la clausuró granjas y locales donde se criaban cerdos, conocidos como ‘chancherías’, por no cumplir con las mínimas condiciones sanitarias y ambientales.

El personal edil ejecutó el operativo en los locales ubicados en las zonas de Casa Blanca y Tomina Alta, donde se encontró gran cantidad de moscas.  Los olores fétidos se percibían a cinco kilómetros a la redonda.

► 
► 

Además, los inspectores hallaron un área donde se procesaba guano de manera informal, lo que afectaba al medio ambiente. También se constató que los cerdos tomaban agua de los desagües.

Las autoridades encontraron que los animales eran criados junto a residuos sólidos y material de reciclaje que los vecinos acumulaban en el interior de los locales.

La Municipalidad de Pachacámac procedió al cierre de varias ‘chancherías’ y aplicó una multa de S/4.200 (1 UIT) a los propietarios por carecer de certificado de defensa civil, transgredir las normas sanitarias y ordenanzas municipales, además de poner en riesgo la vida de los vecinos.

“El objetivo es resguardar la salud de la población, ya que estos animales son comercializados en los principales centros de abastos de distritos aledaños”, afirmó Elvis Pómez Cano, alcalde de Pachacámac.

TAGS RELACIONADOS