Redacción EC

Desde las 5 de la mañana, un fuerte grupo de policías intervino en el cuarto piso del para proceder con el desalojo de la instalación que era ocupada por el

Mientras tanto, en el exterior se registró un enfrentamiento entre los agentes y los abogados que intentaban evitar esta medida. Estos denunciaron que se trataba de una medida arbitraria y que no se garantizaba el debido proceso.

Varias horas después el proceso continúa. Se han retirado gran cantidad de documentos en cajas, entre notificaciones, esquelas y documentos que forman parte de las defensas en los procesos que siguen. Además, se han retirado varios muebles que ocupaban un área de al menos mil metros cuadrados.

José Espinoza, procurador del Poder Judicial, indicó que esta medida forma parte de un proceso que se sigue desde el 2014. Señaló que su institución gastaba 13 millones de soles en mantener un espacio que le corresponde. “Tengo entendido que (el CAL) solamente estaba pagando la cuenta de la luz y el resto corría por cuenta del Poder Judicial”, indicó Espinoza a la prensa.