Redacción EC

Entre los personajes que se encontraban en el patio de Palacio de Gobierno para presenciar la visita del papa Francisco se pudo ver al delantero de la selección peruana Paolo Guerrero, quien afronta un duro momento al haber sido suspendido seis meses por la FIFA.

La estrella del Flamengo estuvo acompañada de su madre, Petronila Gonzales. Delante del futbolista estaba la lideresa de Fuerza Popular y ex candidata presidencial Keiko Fujimori.

Como era de esperarse, Paolo Guerrero recibió el saludo de muchos de los presentes en Palacio de Gobierno. Reconocían en él su gran aporte para la clasificación de la selección peruana al Mundial Rusia 2018.