Redacción EC

Familiares, colectivos y organizaciones feministas se congregaron esta tarde en el frontis del Poder de Justicia, en el Cercado de Lima, para realizar un plantón por las mujeres desaparecidas y los casos de feminicidio.

En el acto también estuvieron presentes las congresistas Marisa Glave e Indira Huilca, quienes mostraron su preocupación ante la inacción de las autoridades.

“No puede ser que una mujer desaparezca, deje a su familia y las autoridades no se preocupen por encontrarla. Estos casos solo son una muestra de lo que ocurre a diario en nuestro país”, señaló Huilca.

Los familiares de Solsiret Rodríguez, Estefhanny Díaz, Shirley Villanueva y Brenda Ñahuis encabezaron la manifestación e hicieron un pedido a las autoridades para que continúen investigando y se condene a los culpables.

“Mi cuñada desapareció con sus dos hijas. Lo único que sabemos es que su celular se apagó a las 8:40 de la noche y nunca más se volvió a prender. Desde abril del año pasado la estamos buscando y nadie nos da una respuesta”, señaló un familiar de Estefhanny Díaz.

Por su parte, Marisa Glave señaló que la desaparición de mujeres no debe normalizarse dentro de la sociedad. “Este tipo de acciones buscan sensibilizar, llamar la atención de las autoridades y los administradores de justicia. Estamos aquí acompañando a los familiares para hacer ese llamado y decirles que ya basta porque nos están matando”, mencionó.

En el plantón se recordó que ya se cumplieron 11 meses de la desaparición de Solsiret Rodríguez, cuatro desde que Shirley Villanueva se encontró con unos amigos y no regresó a su casa. Más de un año en que Estefhany Díaz salió rumbo a la casa de una prima y no se supo más de ella. También se recordó la muerte de la suboficial Brenda Ñahuis a manos de su enamorado. Los familiares y asistentes al plantón encendieron velas y realizaron una pequeña vigilia en el lugar.