Redacción EC

Pistas hundidas, zapatos perdidos, paredes descoloridas, sillones sumergidos en el fango. Estos son algunos objetos que muestran los momentos de angustia que vivieron durante cinco días los vecinos de la urbanización Los Jardínes, en .

► 
► 
► 

Y es que desde la madrugada del domingo varias familias han soportado la inundación de sus calles y viviendas causada por el desborde de agua residual, tras la rotura de una tubería de alcantarillado, en la avenida Próceres de Independencia. 

​Este miércoles, luego de los trabajos de limpieza y la momentánea tranquilidad, las aguas servidas volvieron a brotar durante la mañana. Sin embargo, el problema fue controlado de manera más rápida. Por la noche, el Gobierno decretó el estado de emergencia en la zona afectada, lo que se suma a la emergencia ambiental y la alerta sanitaria dictada días atrás.

Hay más de 2 mil personas afectadas. Este jueves el Ministerio de Salud procedió a la fumigación de viviendas para evitar que se produzcan brotes de enfermedades.