Silvia Loli asumió el cargo el 18 de noviembre. Es la cuarta ministra que lidera el sector en el 2020. (Foto: MIMP)
Silvia Loli asumió el cargo el 18 de noviembre. Es la cuarta ministra que lidera el sector en el 2020. (Foto: MIMP)
Lourdes Fernández Calvo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La pandemia no ha podido impedir ni los ni los abusos sexuales a los niños y adolescentes. La ministra Silvia Loli detalla las acciones de su gestión para cambiar este panorama.


— ¿Cuántas mujeres fueron asesinadas este año?

Hasta el 30 de noviembre, se han contabilizado 121 feminicidios. Es una cifra menor que la del año pasado, pero hay que recordar que aún hay una cantidad importante de mujeres y adolescentes desaparecidas. No sabemos sin han sido objeto de trata, de comercio, o han podido ser asesinadas. Ha habido algunos casos en los que hemos encontrado a las desaparecidas enterradas en sus propias casas. No podemos decir que las cifras han sido menores porque las cifras siguen siendo referenciales en estos casos.

El poderoso video que invita a no ser indiferentes ante casos de violencia contra la mujer

— ¿Cómo logramos que esta cifra disminuya?

Lo que queremos es que haya una estrategia preventiva. Las unidades de atención especial atendían cuando había un caso con un menor en situación de riesgo. Por ejemplo, los hijos de las víctimas de feminicidio. Esa labor de intervención preventiva es prioritaria.


— ¿Cuántos menores huérfanos de víctimas de feminicidios han recibido subvención económica?

Cerca de 365 niños, lo que es menos de los que se había presupuestado este año porque se pensaba atender a 500. Ha habido un impacto del propio COVID-19 que ha impedido que se hicieran los trámites, y esperamos que eso mejore sustancialmente, porque no podemos estar devolviendo recursos del Estado cuando hay tantísima necesidad.


— ¿Cuál es el diagnóstico de la durante la pandemia?

Hay un informe de la relatora de las Naciones Unidas que señala que hubo una agudización de la violencia contra la mujer durante la pandemia. La casa como espacio doméstico no es un espacio seguro ni para las mujeres ni para los niños. La violencia contra las mujeres se produce mucho por parte de la pareja y en el interior de la propia casa. Al confinar a las mujeres con sus agresores, el riesgo de vivir violencia y no tener apoyo es mayor. El riesgo ha sido mayor, los daños son mayores.

Violencia contra la mujer: 20 millones de personas están involucradas de manera cercana con este problema

— ¿Con qué recursos cuenta el MIMP para atender a las personas más vulnerables?

Nos han dado un fondo de S/24 millones para atender a las víctimas indirectas del COVID-19, pero no hay ley marco para que podamos desarrollar ese trabajo, así que ya estamos concluyendo ese proyecto de ley. En principio, se espera ayudar a los niños huérfanos por COVID-19, pero eso aún no se define.


— ¿Cuántos menores han sufrido violencia sexual este año?

Los delitos sexuales a menores se han incrementado (8.103), pero creo que no se han incrementado de acuerdo a lo que se ha vivido. Deben ser mucho más, ya que las víctimas pueden hablar hasta 50 años después. Las cifras son referenciales y nos sirven para desarrollar una estrategia de trabajo. Por ello, quiero recordar que es importante la detección temprana de estos hechos y estar alertas a las señales para poder denunciarlos.


— ¿Cuáles son las prioridades del sector ahora?

En mi gestión, hemos fortalecido los servicios para atender a las víctimas de violencia. Vamos a mejorar la calificación del personal que va a atenderlas y buscar que no se pierda la sensibilización. Estamos implementando 25 CEM en comisarías, y fortaleciendo las unidades de atención especial para niños.


— ¿Qué servicios son los que se han fortalecido?

Vamos a hacer que los servicios itinerantes hechos para la época COVID-19 persistan en el tiempo. Que la gente no solo pueda ir a los CEM, sino que además se les dé esta oferta de servicio cuando la víctima lo requiera y el personal pueda ir donde ella se encuentre. Tenemos el SAU, que estamos ampliando a escala nacional, y estamos fortaleciendo la estrategia rural.


¿Cómo denunciar casos de violencia de género?

1. Entender a la víctima para que pueda denunciar ante la policía

De ser testigos o víctimas de violencia, es fundamental denunciar y buscar ayuda especializada, ser indiferentes es parte del problema. Lo que se sugiere es llamar de inmediato a la policía. En caso de que la víctima sea un familiar, amiga o conocida, se aconseja ofrecerle apoyo y seguridad para que pueda formalizar la denuncia.

2. Identificar dónde están los centros de emergencia mujer

Otro de los canales de atención son los centros de emergencia mujer (CEM). Estos son servicios públicos especializados y gratuitos para víctimas de violencia familiar y sexual. En este link se pueden encontrar las direcciones y números telefónicos de todos los CEM del país:

3. Contactar a la Línea 100, que cuenta con personal especializado

También está habilitada la Línea 100, un servicio telefónico gratuito en todo el país especializado en brindar información, orientación y soporte a las víctimas de violencia o maltrato. Se puede acceder marcando el 100 desde cualquier teléfono fijo, público o celular durante las 24 horas. Las llamadas son reservadas.

4. Escribir al chat habilitado por el MIMP para denunciar

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables tiene habilitado, además, un servicio de chat para prevenir situaciones de riesgo y violencia física, sexual o psicológica. Se debe entrar desde cualquier dispositivo con Internet a . Atiende las 24 horas todos los días de la semana.

VIDEO RECOMENDADO

Mimp denunciará a profesor por presunto acoso sexual
El Ministerio de la Mujer y Población Vulnerable denunciará de oficio a un profesor de arquitectura por presunto acoso sexual. (Fuente: América TV)