Desde la noche del martes los estudiantes de San Marcos mantienen cerradas las puertas de la universidad. Así es como protestan. (Video: María del Carmen Yrigoyen)

En medio de la toma de la , los alumnos realizaron una manifestación pacífica formando una larga cadena humana en el perímetro, y entonaron el Himno Nacional, ante una eventual intervención de la Policía Nacional.

► 
► 

Esto ocurrió al mediodía de hoy, tras la medida de fuerza acatada por alumnos en contra del proyecto vial que contempla cambios en el bypass que se encuentra en el cruce de las avenidas Universitaria y Venezuela, y que dejó sin muros a esta casa de estudios desde el 2008.

Esta acción se dio mientras que las autoridades se reunían con algunos representantes estudiantiles en la Casona Universitaria para llegar a un acuerdo. El encuentro convocó a decanos, vicerrectores, docentes y otros miembros del Consejo Universitario, así como a integrantes de la Junta Transitoria de la Federación Universitaria.

Toma en San Marcos: alumnos hacen cadena humana y cantan el Himno Nacional | VIDEO

Los estudiantes sanmarquinos denunciaron que el Consejo Universitario convocó esta reunión solo con participación de docentes a puertas cerradas y que cuando ellos llegaron, el encuentro ya había culminado. Solo pudieron detallar su pliego de reclamos, sin alcanzar ninguna solución.

- La protesta- 
Alrededor de las 7 p.m. del martes un numeroso grupo de alumnos de la tomaron el campus universitario, bloqueando las puertas de ingreso con carpetas, puertas, letreros, pancartas, cadenas y otros objetos.

La protesta se da ante una eventual culminación del bypass en la intersección de las avenidas Universitaria y Venezuela. Esta obra fue iniciada en el 2008, durante la segunda gestión del alcalde Luis Castañeda, en medio de una serie de protestas que culminaron con la paralización de la obra. 

Esta vez, a pedido de la gestión de Jorge Muñoz en la Municipalidad de Lima, se ha planteado nuevas opciones que ya no contempla la realización de una oreja vial pero sí el recorte del terreno de la universidad, que ya no cedería 28.000 m2 de su terreno, sino 9.500 m2.