Según reveló el portal Salud con lupa, el laboratorio Sinopharm realizó donaciones por más de US$800 mil al Minsa y la UPCH | Foto: El Comercio / Referencial
Según reveló el portal Salud con lupa, el laboratorio Sinopharm realizó donaciones por más de US$800 mil al Minsa y la UPCH | Foto: El Comercio / Referencial
Redacción EC

Un informe del portal reveló este sábado que la empresa china Sinopharm gastó US$ 861,040 en donaciones entregadas al Ministerio de Salud () y la Universidad Peruana Cayetano Heredia () entre septiembre de 2020 y enero de 2021.

Según los reportes de Aduanas a los que tuvo acceso el citado medio, se repartieron en ambas instituciones mascarillas, ventiladores mecánicos, concentradores de oxígeno, reactivos para pruebas moleculares y diversas prendas de protección hospitalaria.

MIRA AQUÍ | Minsa: aprueban creación del Registro Nacional de Productores y Comercializadores de Oxígeno Medicinal

Además, indica el reporte de investigación, estas donaciones no tenían vinculación con el estudio clínico de la vacuna. La primera entrega se realizó a la UPCH (31/08/2020) cuando para ese momento el Estado no había cerrado el contrato con Sinopharm para la compra de vacunas contra el COVID-19. Inclusive se encontraba en plenas negociaciones con Pfizer y AstraZeneca, que luego se congelarían meses después.

Salud con Lupa indica que las donaciones al Minsa fueron escalonadas: el 1 de septiembre por avión, el 20 de noviembre por barco y, recientemente, el 15 de enero de 2021 por avión. Esta última entrega consistió en 24 kits de repuestos, 24 cánulas nasales de oxígeno y 24 máscaras con candado y tubo porcenual.

Mientras, la segunda entrega fue la más grande: 52 ventiladores mecánicos, 20 concentradores de oxígeno, 100 termómetros, 1.500 trajes de protección, 2.000 protectores faciales y 100 mascarillas. Respecto a estas entregas, a la fecha, el Ministerio de Salud no ha informado sobre donaciones recibidas directamente de Sinopharm, señaló el medio.

REVISA AQUÍ | Vacunagate: el informe final de la comisión investigadora sobre vacunación irregular contra el COVID-19

Sofía Salas Pumacayo, por entonces directora ejecutiva de Productos Farmacéuticos de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), fue la que autorizó una solicitud de Juan Manuel Miyahira Arakaki a nombre de la Universidad Peruana Cayetano Heredia para aprobar la donación.

El informe indica que según fuentes de dicha institución, Salas Pumacayo presentó su renuncia al día siguiente de conocerse la lista de los vacunados en secreto. Sin embargo, tal renuncia aún no ha sido publicada en el boletín de normas legales del diario El Peruano.

Socio comercial

Además, el informe periodístico detalla que los dueños de Laboratorios Americanos S.A, uno de los principales socios comerciales de Sinopharm en el Perú, también se vacunaron irregularmente como “personal del estudio”.

El gerente general José Mario Mongilardi Fuchs, presidente de la Cámara de Comercio de Lima entre el 2016 y el 2018, también fue vacunado en secreto, por fuera del ensayo clínico de Sinopharm que reunió a 12 mil voluntarios.

TE PUEDE INTERESAR | COVID-19: pacientes que vencieron la enfermedad en UCI podrían presentar fibrosis pulmonar, advierte especialista de Essalud

Mongilardi Fuchs, de 62 años, figura como personal del estudio en la lista entregada por el doctor Germán Málaga. “Claramente no lo era. Recibió la primera dosis el 15 de octubre y la segunda dosis el 5 de noviembre”, indica la nota de Salud con Lupa.

Su socio Antonio Eduardo Armejo Sánchez también recibió la vacuna en forma secreta. Él es el gerente general de Ilender Perú, empresa del Grupo Armejo Yepez que también pertenece a Laboratorios Americanos, detalle el citado medio.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

COVID-19: Estos son los países de América Latina que más demoraron en recibir las dosis de la vacuna

TE PUEDE INTERESAR