Redacción EC

La marcha que hasta las 10 a.m. se desarrollaba de manera pacífica se tornó violenta a la altura del puente Huánuco, en el Rímac, cuando los miles de vecinos que se movilizaban intentaron ingresar por la .

Los agentes de la Policía Nacional arrojaron gran cantidad de gas lacrimógeno y golpearon a vecinos con sus varas, sin discriminar que se encontraban niños, madres con bebes y adultos mayores entre los manifestantes.

Incluso, el canal de noticias ATV+ informó sobre un hombre de 62 años que fue herido en la cabeza por el golpe que recibió de un agente policial. En respuesta, los vecinos que protestaban arrojaron piedras contra la Policía.

Las personas provenientes de Huarochirí fueron impedidas de continuar con su marcha. Reclaman por una serie de obras inconclusas de la Municipalidad de Lima y en contra del cobro de peaje de la empresa Rutas de Lima.