La municipalidad de Villa María del Triunfo, a través de su área de Educación, y los padres de familia de varias instituciones educativas se organizaron para fumigar los locales a puertas del inicio de clases. La municipalidad dispuso de los equipos de fumigación y del personal de limpieza y de parques y jardines, mientras los padres de familia compraron los insumos.

De acuerdo con el municipio, esto beneficia a 2.000 niños.


Uno de los colegios intervenidos fue el Manuel Scorza, ubicado en la zona más alta de José Carlos Mariátegui. Según la comuna, sus aulas  permanecieron cerradas desde diciembre pasado con los tachos de basura sin vaciar. Esto había atraído alimañas.

Luego de fumigar baños y salones de estudio, se recuperó las áreas verdes, que habían quedado abandonadas. La escuela tiene una área de 1.000 metros cuadrados.

La municipalidad se quejó de que la Ugel 1 de Lima Sur no hubiera aportado ni siquiera con los insumos. 

Lea también...