La madrugada del 19 de abril, Patrick Zapata Coletti fue asesinado por una banda de sicarios que buscaban silenciar a personas vinculadas a Gerald Oropeza López. La policía sigue trabajando en la ubicación de todos los implicados en esta agrupación delictiva y uno de ellos fue identificado como con la intención de acabar con su vida.

El taxista sabía que tenía que esperar a Patrick Zapata para asesinarlo. (América TV)

Se trata de Víctor Vásquez Pacheco, conductor del taxi que esperó fuera de la discoteca Songo, en Los Olivos, a que le confirmaran un solo dato: el momento en que Patrick Zapata Coletti saldría del local para acercarse y trasladarlo junto con sus amigas.

Quien le habría enviado el dato sería Magnum Romaní Tuanama, hermano de Nick Romaní Tuanama, alias 'Nick', quien estaba dentro de la discoteca como un comensal más, según se pudo escuchar en el testimonio del sicario difundido por Cuarto Poder.

En el auto Nissan blanco, Vásquez Pacheco, alias 'Pelao', ofreció una tarifa modesta para no perder a Zapata Coletti, y luego se dejó cercar por el vehículo en el que viajaban Jhairol Torres Cáceres y Nick Romaní Tuanama, junto a otros sicarios.

Ahora la policía está tras los pasos de Magnum Romaní Tuanama, a quien sindican como el cabecilla de la banda de sicarios y como el negociador que sabría quién mandó a matar a Patrick Zapata Coletti y a atentar contra el Porsche en el que viajaba Gerald Oropeza.