La carnosidad  se produce por exposición al sol y al polvo sin una adecuada protección, alerta especialista. (Foto: archivo /GEC)
La carnosidad se produce por exposición al sol y al polvo sin una adecuada protección, alerta especialista. (Foto: archivo /GEC) / NUCLEO-FOTOGRAFIA > LEANDRO BRITTO
Redacción EC

El verano es la temporada en la que tenemos que prestar más atención al cuidado de nuestros ojos, no solo por las infecciones propias de la época, sino además por el aumento de la radiación UV que tenemos en estos meses del año y por la tercera ola del en nuestro país, advirtió el Dr.Cesar Bernilla Fernández, médico oftalmólogo de Oftalmosalud.

LEE AQUÍ: verano 2022: consejos para prevenir enfermedades en los niños en esta época del año

Al respecto, explicó que la enfermedad más recurrente de esta estación es la conjuntivitis. Este tipo de infección es de origen viral o bacteriano en su mayoría, muy fácil de contagiar por la cantidad de secreciones producidas debido al contacto de los ojos con las manos contaminadas. Otro factor algo frecuente es el agua de piscinas en condiciones de poca higiene. Asimismo, hay que recordar que seguimos en pandemia y una de las vías de contagio son los ojos, por ello no olvidar siempre lavarse bien las manos y evitar tocarse el rostro.

Por otro lado, indicó que también existen las enfermedades crónicas, que son más agresivas y difíciles de tratar. En la parte externa del ojo se presentan crecimientos de tejidos dependientes de la conjuntiva llamado pterigión (conocido comúnmente como “carnosidad”). Esto se produce por exposición al sol y al polvo sin una adecuada protección. Por ello esta afección es más frecuente en personas expuestas al medio ambiente como: surfistas, pescadores, agricultores, policías etc.

“Para evitar el crecimiento de esta patología, es recomendado usar lentes con adecuado filtro de radiación UV-A y UV-B (se puede encontrar también con la denominación UV400) durante el tiempo de exposición al sol. Estos filtros deben bloquear el 100% ambas radiaciones para evitar el daño”, explicó el doctor Bernilla, especialista de Oftalmosalud.

LEE AQUÍ: ¿cuáles son los errores que cometemos al cuidar el contorno de los ojos?

Asimismo, dentro del ojo, la exposición sin protección a la radiación solar puede llevar al daño macular (el centro de la visión que se encuentra en la retina). Este tipo de degeneraciones maculares no ocurre de un día a otro, pero la exposición prolongada hará que la radiación se acumule y cree daño irreversible en el futuro. Es por eso, la recomendación de usar lentes de protección solar para evitar estas enfermedades y visitar una vez al año al oftalmólogo, a fin de poder obtener la ayuda necesaria de manera preventiva.

Cómo última recomendación, el especialista indicó adquirir sus lentes en lugares confiables con garantía y que cuenten con uveometro para verificar la protección contra la radiación solar. Asimismo, se le recuerda a la población no tocarse el rostro y evitar frotarse los ojos.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más