¿Cuántas toneladas de basura se recogen de las playas?
¿Cuántas toneladas de basura se recogen de las playas?
Redacción EC

LOURDES FERNÁNDEZ CALVO / 

Una señora ha arrojado al mar una bolsa a medio cerrar con tres cáscaras de plátano. La bolsa flota, regresa a la arena y choca con una botella de plástico con tapa roja que sirve de pelota de fútbol para unos niños.

“Solo en invierno la playa está limpia”, es la sentencia de una trabajadora de limpieza de la que llena una bolsa de plástico negra con los desperdicios que la gente lanzó en . “La playa está sucia todos los días –prosigue–. La gente es floja y no camina al tacho para botar la basura”.

Según datos de las comunas de Barranco, Miraflores, Punta Negra, Punta Hermosa y Santa María del Mar, los miles de veraneantes que llegan cada fin de semana dejan entre 7 y 25 toneladas de basura en las playas. 

Esta situación ha obligado a los municipios a reforzar la limpieza de las playas en esta temporada, aunque, en la mayoría de casos, esta medida no basta.

TONELADAS DE DESPERDICIOS
En las seis playas de , unos 17 trabajadores recogen unas siete toneladas de basura los sábados y domingos. Los trabajos más importantes se realizan durante las noches. 

En Los Pavos, David Hidalgo, encargado del alquiler de las sombrillas, cuenta que él tiene el compromiso de retirar la basura que dejan sus clientes. 

A lo largo del malecón de y , hay tachos verdes de basura cada cien metros. Sin embargo, la mayoría está vacío. Y ello porque la basura está lejos: en la arena y el mar. 

Metros más hacia el norte, en las playas miraflorinas Tres Picos y Punta Roquitas, el panorama parece menos contaminado. Allí, los tachos verdes de basura son vaciados todas las tardes.

Roberto Manucci, subgerente de Limpieza Pública y Áreas Verdes de Miraflores, estima que en los cinco kilómetros de playa se recogen cinco toneladas de desperdicios, y asegura que la comuna invierte unos S/.10 mil mensuales para limpiar las ocho playas del distrito. 

Fuera de la ciudad, a la altura del kilómetro 40 de la Panamericana Sur, los bañistas producen la mayor cantidad de basura. En las cuatro playas de Punta Hermosa, los ocho mil veraneantes que llegan los fines de semana dejan unas 25 toneladas de desperdicios.

La diferencia, dice Daniel Barazorda, gerente de Servicios a la Ciudad del distrito, es que la mayoría de residuos está en los tachos. 

“Desde que prohibimos el ingreso de comida y bebidas a la playa, se ha creado conciencia”, refiere Barazorda.

En Santa María del Mar, también hay restricciones. En ese balneario está prohibida la venta de comida. Pese a ello, los fines de semana cada uno de los veraneantes deja medio kilo de basura.

El Concejo de Punta Negra ha ido más allá de la limpieza. En Las Pocitas, donde llegan unos tres mil bañistas, la comuna regala una bolsa de plástico al ingreso de la playa para recolectar ahí los residuos.

LA PLAYA NO ES UN BASURAL
Para Eliana Revollar, de la , en este problema hay una responsabilidad compartida entre los municipios y los ciudadanos.

En diálogo con El Comercio, la funcionaria asegura que las comunas deben diseñar acciones planificadas para exhortar a la población a no ensuciar los balnearios. Con el mismo énfasis exige a los ciudadanos dejar de arrojar desperdicios indiscriminadamente porque las playas también se respetan.