Dos trabajadores estaban preparándose para cerrar la pollería ubicada en la cuadra 7 de la avenida Gran Chimú, en . Eran las 12:30 a.m. cuando vieron que un sujeto con gorro blanco se acerca a una ventana y lanza algo dentro del local. que, segundos después, estallaría y dejaría herido a uno de ellos.

Las cámaras de seguridad del local registraron el ataque, que fue el tercero en menos de 24 horas contra los negocios dirigidos por Pedro Angulo, gerente general de la corporación El Padrino.

La tarde de ayer, agentes de UDEX habían desactivado otros explosivos en la misma pollería y, a las 7 p.m., un motociclista había lanzado otro explosivo a una tienda de artefactos eléctricos en Mariscal Cáceres.

"Es la inseguridad en la que nos toca vivir por hacer empresa (...) Quiero hacer un llamado a las autoridades para que tomen cartas en el asunto", dijo Angulo en declaraciones para América noticias, tras asegurar que es víctima de extorsionadores desde hace un mes.

"Pedro, de ti depende vivir o morir, no tienes otra salida", se lee en uno de los mensajes de texto que recibió el gerente de los negocios atacados ayer y esta madrugada. Él ahora pide garantías por su vida y la de sus familiares y trabajadores.

HERIDO

Manuel Ramos Fernández era uno de los dos trabajadores que estaba en la puerta del local cuando el extorsionador lanzó el explosivo por la ventana. Él sufrió heridas en su brazo derecho por las esquirlas y fue atendido en el hospital Hipólito Unanue.