El oficial PNP remarca la necesidad de que el Estado cuente con depósitos para trasladar los vehículos detenidos. (Foto: Alonso Chero)
El oficial PNP remarca la necesidad de que el Estado cuente con depósitos para trasladar los vehículos detenidos. (Foto: Alonso Chero)
Rodrigo Cruz

El coronel PNP Guillermo Llerena, jefe de la División de Tránsito de Lima, asegura que, ni bien el les otorgue facultades para fiscalizar el transporte público, harán operativos diarios para erradicar las combis piratas y los taxis informales.

— ¿Por qué una coaster como la ‘bestia’ de Petit Thouars puede circular impunemente en Lima?
Nosotros solo podemos fiscalizar el Reglamento Nacional de Tránsito. A la Municipalidad de Lima, en cambio, le compete el transporte público. Desde que iniciamos operativos en coordinación con ellos, hemos reforzado nuestro trabajo y hemos podido realizar intervenciones con sanciones más drásticas.



— ¿Sería más fácil erradicar las combis piratas si la Policía de Tránsito pudiera imponer sanciones más drásticas?
Efectivamente. ¿Qué tipo de infracciones son las que ellos más cometen? No están habilitados para hacer transporte público, tanto el vehículo como el conductor; cambian su ruta y la modalidad del servicio autorizado.

— ¿Qué puede hacer hoy la PNP ante un vehículo como la ‘bestia’ de Petit Thouars?
Solamente colocarle una papeleta cada vez que los intervenimos. Y si una de ellas implica la retención del vehículo, se lo lleva a la comisaría y allí debe permanecer por 24 horas hasta que subsane las deficiencias. Caso contrario, debe ser internado en un depósito.

— Ese es otro de los problemas. ¿Actualmente la policía cuenta con depósitos?
Ninguno. Todos los depósitos son administrados por el SAT y el problema que tenemos es cuando realizamos los operativos. Por ejemplo, llevamos una cierta cantidad de vehículos, por decirte, a un depósito en Ate, que previamente nos dijo que tenía 20 espacios disponibles. Pero cuando llegamos a la puerta del local nos dicen que solo hay espacio para 5 y que, lamentablemente, no se pueden quedar internados. Entonces, ¿qué hacemos? Tenemos que levantar un acta y ponerlos en libertad.

— ¿Hay demasiada burocracia para enfrentar el transporte informal?
Lo que sucede es que no hay una buena coordinación con los depósitos del SAT. Por ejemplo, si intervengo un vehículo grande, no lo podría llevar porque no hay espacio. Otro problema es que solo los puedo internar hasta las 5:30 p.m. porque luego no hay atención. Y mayormente, las combis piratas circulan en la noche.

— ¿Hay una solución en el corto plazo?
Falta que el MTC emita una reglamentación, como resultado de unas mesas de trabajo que hemos tenido, que me dicen que en cualquier momento va a salir, que nos da facultades para intervenir en temas de transporte público.

— ¿En qué temas?
Habilitación para el conductor, habilitación para el vehículo, para el cambio de modalidad y para el cambio de ruta. Los principales problemas del transporte informal.

— ¿Qué cambiará con las nuevas facultades?
Por lo pronto, la ‘bestia’ de Petit Thouars y todos sus vehículos desaparecerán. Habrá intervenciones todos los días. Pero sería bueno que este cambio venga con la implementación de depósitos a cargo del Estado y de una logística necesaria.