San Isidro publicó el pasado 6 de octubre, en El Peruano, una ordenanza para regular el uso de scooters eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (Foto: Rolly Reyna / El Comercio).
San Isidro publicó el pasado 6 de octubre, en El Peruano, una ordenanza para regular el uso de scooters eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (Foto: Rolly Reyna / El Comercio).

A partir del próximo 20 de noviembre la sancionará a quienes incumplan la ordenanza que regula el uso de en su jurisdicción. Esta medida fue publicada el último domingo 6 de octubre en el diario oficial El Peruano y establece 45 días de tolerancia que servirán no solo con propósitos educativos, sino principalmente para poder adecuar la infraestructura del distrito.

Y es que la ordenanza 507-MSI exige, entre otras cosas, que los usuarios de estas patinetas las aparquen solo en bermas laterales o estaciones de bicicletas. Quienes las dejen en lugares donde obstaculicen el libre tránsito serán sancionados con multas que van desde los S/420 (es decir, el 10% de una unidad impositiva tributaria) .

La norma prohíbe expresamente dejar estos vehículos de movilidad personal frente a rampas, sobre áreas verdes y ciclovías. Tampoco pueden bloquear los ingresos a inmuebles.

“La idea es que en este período de marcha blanca las empresas que alquilan estos aparatos suscriban convenios con la municipalidad. Nos van a remitir una relación de posibles estacionamientos en áreas privadas y retiros de comercios, y los vamos a evaluar para que cualquier persona pueda hacer uso de ellos”, dice Carmen Machicao Reyna, subgerente de Movilidad Urbana de la comuna.

Las papeletas serán impuestas por los funcionarios de la Subgerencia de Fiscalización de la comuna. “De cometerse una falta, intervendrá un equipo de Fiscalización, pues serán consideradas infracciones de seguridad y no de tránsito”, explica Machicao.

La norma establece también otras obligaciones para los usuarios, como limitar la velocidad a los 25 km/h, el uso de casco, transitar solo por ciclovías o por el carril derecho de la pista. Si un infractor se negara a la intervención, la empresa que le alquiló el vehículo deberá proporcionar a la municipalidad sus datos para que se le haga llegar la papeleta. “Además, para que no le vuelvan a alquilar el scooter”, agrega la subgerente de Movilidad Urbana.

—Cambios—

De acuerdo con la funcionaria, desde la publicación de la norma municipal ha notado más orden tanto en la movilidad como en la ubicación de los scooters, a pesar de que aún no se están aplicando las sanciones administrativas (las máximas son de hasta S/820 o 20% de una UIT). “La gente está usando más las bermas laterales”, dice Machicao.

Añade que con esta nueva ordenanza se busca también reducir otros imprevistos. Antes de la promulgación de la norma, cuenta, hubo varios accidentes ocasionados tanto por los vehículos mal estacionados como por la distracción de los peatones. “Muchas personas caminan mirando el celular y no se dan cuenta de que los scooters están mal estacionados”, explica.

En cuanto a las empresas, deberán dotar a los vehículos de bocinas. Deberán también contratar un seguro contra accidentes (la exigencia no se traslada para los usuarios particulares que adquirieran una patineta eléctrica). De no cumplir la norma serán pasibles de sanciones,

Lea también...