Unicef: el estado de la infancia en el Perú [Infografía]
René Zubieta Pacco

Un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia ( por sus siglas en inglés) da cuenta de distintos datos que revelan la actual situación de la infancia en el Perú, y resaltan las inequidades en nuestro país ligadas al nivel educativo, la zona de residencia y otros factores. El documento difundido esta semana resalta el estado de los casi 11 millones de niños y niñas en cuanto a supervivencia y salud, educación, protección, entre otros aspectos [Ver imagen interactiva].

El informe destaca que, en los últimos 15 años, la mortalidad infantil (niños menores de 1 año) se ha reducido en promedio nacional, aunque la tasa de mortalidad neonatal (antes de cumplir un mes de vida) se ha incrementado ligeramente. 

“Las disparidades en la supervivencia y las perspectivas de salud de los niños de distintos entornos son el reflejo de situaciones de desventaja social ligado no solo al nivel de ingresos, sino también al origen étnico, al nivel educativo y a la diferencia entre las zonas rurales y urbanas, entre otros factores”, destaca Unicef. Así, en el caso de la desnutrición crónica en menores de 5 años, la tasa continúa descendiendo, pero se siguen observando diferencias entre la costa, sierra, selva y Lima Metropolitana.

En base a la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2015, se alerta que el embarazo adolescente se incrementó levemente luego de mantenerse invariable durante 4 años, incidiendo mayormente en mujeres que solo cuentan con educación primaria, en el sector rural y en la selva. 

En el caso de la educación, las estadísticas revelan nuevamente las disparidades. Por ejemplo, solo 45 de 100 adolescentes de áreas rurales concluyen oportunamente la secundaria, mientras que en áreas urbanas lo hacen 74 de cada 100.

Unicef también recuerda que aproximadamente 1’672.900 niños y adolescentes trabajan. La mayoría de ellos tiene entre 5 y 13 años, y reside en áreas rurales. Asimismo, considerando que unos 7.940 menores viven en centros residenciales, el documento advierte que “por cada año que una niña o niño menor de 3 años vive en una institución pierde 4 meses de desarrollo”. 

TAGS RELACIONADOS