Módulos Temas Día

Más en Lima

UVK de Larcomar no se adecuó a norma actual de seguridad

Amparado en reglamento de 1970, el cine de Larcomar en Miraflores no instaló rociadores de agua. Ley vigente sí los exige

UVK de Larcomar no se adecuó a norma actual de seguridad

UVK de Larcomar no se adecuó a norma actual de seguridad

Un cortocircuito en un tablero electrónico ubicado en el ambiente de proyección de la sala 11 de UVK habría causado el incendio que, el último miércoles, cobró la vida de cuatro personas en el centro comercial Larcomar de Miraflores. Así adelantó ayer a la prensa un perito de seguridad del Estado de la Policía Nacional del Perú. “Ha sido algo fortuito. El fuego se propagó de la sala 11 a la 10 y a la 9”, declaró el agente a ATV+.

Añadió que las víctimas no estaban en las salas de cine, sino en el área administrativa de UVK, en un segundo nivel. “El fuego se propagó a las baldosas del falso techo. Al caer este, se quemaron las bancas y la alfombra de la sala 11”, indicó.

No obstante, el ministro del Interior, Carlos Basombrío, señaló ayer que el informe final de las investigaciones se tendrá listo en un plazo máximo de 15 días.

—Lugar inseguro—

El fuego se extendió porque UVK no contaba con rociadores de agua. “[El cine] tenía algún sistema contraincendios, pero no como el que quisiéramos que hubiera tenido”, comentó ayer el alcalde de Miraflores, Jorge Muñoz Wells, durante una visita al centro comercial con Basombrío. 

El burgomaestre explicó que UVK fue implementado bajo una norma de seguridad que regía en 1998, cuando fue inaugurado Larcomar, que no exigía la instalación de aspersores en cines. La normativa actual, de junio del 2006, sí ordena la colocación de estos aparatos, pero, como toda ley, no es retroactiva. “Larcomar es una obra que se construyó en 1998 con una normativa que, en su momento, no exigía una serie de normas que ahora sí se exigen”, dijo Muñoz. 

De acuerdo con un informe del 17 de abril de 1995, de un grupo de trabajo del Congreso que investigó la construcción de Larcomar, la Dirección de Infraestructura Urbana de la Municipalidad de Miraflores recomendó la aprobación del proyecto en un área del parque Salazar. Adujo que cumplía lo establecido en el Reglamento Nacional de Construcción. Este documento, bastante básico, de 1970 y modificado en 1977, no contemplaba los rociadores en los cines. 

El nuevo Reglamento Nacional de Edificaciones, del 2006, indica que los establecimientos comerciales con área techada total desde 750 m2 deben tener por obligación un sistema de rociadores, así como detección de humo y alarma centralizada.

Esto también lo dijo el jefe de la Dirección de Seguridad del Estado, general Carlos Tuse. “No había ningún aspersor en el cine, lo mínimo de seguridad por el material combustible que había en las salas”, sostuvo.

—Critican a municipio—

Para el experto en temas municipales Julio César Castiglioni, aunque las normas no tienen efecto retroactivo, los gobiernos locales están en la obligación de exhortar a los comercios a que se adecúen a los nuevos reglamentos de seguridad para salvaguardar la integridad de las personas.

“Hay normas que salen en el transcurso de los años y las municipalidades están en la obligación de pedir a los locales que se adecúen a ellas. Un lugar que congrega varias personas no puede ser ajeno a la seguridad bajo el argumento de tener una norma de cuando se construyó”, señaló.

Basombrío criticó la ausencia de los propietarios de UVK. Aseguró que el gobierno buscará modificar las leyes para que los certificados de Defensa Civil se deban renovar de forma periódica y no como ahora, que se entregan de manera indefinida. “Unas normas fueron flexibilizadas a nuestro juicio, de manera incorrecta. No tenemos capacidad de gestión como autoridades”, comentó.

Tags Relacionados:

Miraflores

Larcomar

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada