Módulos Temas Día

Un viaje en barcos de papel para ayudar a niños más necesitados

Como parte de la exposición “ComparArt”, el artista Jota Castro presentará en Lima
una instalación con fines solidarios

En setiembre del año pasado el mundo se conmocionó con la muerte de Aylan Kurdi, un niño de 3 años que se ahogó cuando su familia trataba de llegar a Grecia en un bote que escapaba de la guerra en Siria. Desde ese día el pequeño Aylan ha sido el símbolo de la tragedia que viven los migrantes y refugiados.

Para el artista franco-peruano nacido en Yurimaguas Jota Castro, la migración se ha convertido en el mayor problema de la humanidad. En ello se inspiró para crear “La Niña, la Pinta y la Santa María”, una instalación dedicada a quienes abandonan su tierra en busca de paz y un futuro mejor.

La obra será presentada en la exposición “ComparArt”, de pintura, fotografía, escultura, grafitis, etc., que organiza la asociación sin fines de lucro Ars Nostrum. El evento se realizará en la Torre Kuélap del nuevo Centro de la Cultura del Ministerio de Cultura (otrora Museo de la Nación), del 19 de febrero al 30 de abril.

“La Niña, la Pinta y la Santa María” consta de más de 4.000 barcos de papel, en cuya confección participaron niños del colegio Fe y Alegría de El Agustino y del programa Aprendamos Juntos de la Fundación Custer, de Villa El Salvador.

Con asesoría de diferentes artistas y organizadores de la exposición, los niños de estas instituciones confeccionaron los barquitos y así se sintieron parte de un proyecto que tiene un objetivo solidario.

Según informó la directora artística de “ComparArt”, Malena Santillana, en la exposición participarán 87 artistas (69 peruanos y 18 franceses). Gracias al compromiso de ellos, un gran porcentaje de lo que se recaude con la venta de las obras será donado a tres entes benéficos.

Estos son: la asociación de voluntarias por los niños con cáncer, Magia, que trabaja con los menores atendidos en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN); los comedores de Quispicanchi (Cusco), de la Compañía de Jesús, donde se atiende a 1.000 niños al día, y el programa Aprendamos Juntos de la Fundación Custer.

Esta es la segunda versión de “ComparArt”. La anterior se realizó en el entonces Museo de la Nación en el 2014 y recibió 11.500 visitas. 

El arte en las venas
Jota Castro cuenta que cuando vivía en Yurimaguas, en Loreto, le dijeron que para hacer arte era necesario tener materiales básicos como colores, hojas y lapiceros. Con el tiempo, él descubrió que para desarrollar el arte solo hace falta la imaginación.

“Es interesante que el arte pueda ayudar a los niños. De esta forma colaboramos con desarrollar su creatividad. La pieza [“La Niña, la Pinta y la Santa María”] muestra la potencia de una idea y que se puede hacer arte de una manera muy simple. Los niños aprenden que los objetos se van transformando en algo aún más importante”, puntualizó Castro.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías