"La cámara afgana", el nuevo proyecto de Rodrigo Abd
"La cámara afgana", el nuevo proyecto de Rodrigo Abd
Redacción EC

no tenía idea de que las cámaras afganas existían. Como fotógrafo de The Associated Press había llegado a Kabul en el 2006 para trabajar con su cámara digital en la maleta y esperaba encontrarse con lo mismo.  
 
Sin embargo, caminando por la ciudad se topó con fotógrafos callejeros captando imágenes con cámaras inmensas, de madera y que funcionaban con tecnología del siglo XX. 
 
Abd no dejó que pasara más el tiempo y les pidió –a cambio de dinero– que le enseñaran cómo trabajar con una de ellas. “Fue divertido regresar a trabajar con las manos, a poner el papel, a tener los químicos en la temperatura justa, a hacer el foco con una varilla. Era volver a los principios básicos de la fotografía”, explica. 
 
Entonces no solo comenzó a practicar cada vez más, sino a enamorarse de los resultados. “Comencé a darme cuenta de que la técnica en sí misma creaba una atmósfera muy especial. Se obtenían miradas firmes, rostros inmóviles. Todo eso me capturó”, comenta el por su cobertura en Siria.
 
Y así, tras captar situaciones, personas e historias, nació su primer libro fotográfico bajo el , “La cámara afgana”, que se presentará hoy a las 7:30 p.m. en el Centro de la Imagen.  
 
ENTRE BOMBAS Y PERSONAS
Lo que menos le gusta a Rodrigo es tener que diferenciar entre “trabajo personal” y “trabajo para ganarse el pan”. Pero claro, su estadía en  Afganistán en una época de conflicto hizo que sus anécdotas sí se partieran un poco en dos. 
 
“Fue loco porque yo podía estar tomando fotos con la cámara de madera y de repente tener que dejarlo todo para ir corriendo con mi cámara digital a cubrir el desastre causado por un carro-bomba a pocas cuadras”, relata.
 
Pero justamente estos cambios radicales hicieron que se diera cuenta de que algo había perdido por la inmediatez del fotoperiodismo: el conectar. 
 
“Conectar más que nada con los afganos”, dice. “Yo llegué a Afganistán sin ser musulmán, sin hablar el idioma y me costaba conectar con su gente. La cámara de madera me permitió acercarme, averiguar qué sentía una persona sobre la invasión de su tierra por tropas extranjeras. Pude entender la cotidianidad desde la visión de los hombres más humildes”, declara.  
 
Con éxito, él ha logrado captar lo que a él lo cautivó.


Una de las fotografía de "La cámara afgana" de Rodrigo Abd. (Fotos: Editorial KWY/ Difusión)

MÁS INFORMACIÓN
Lugar: El Centro de la Imagen (Av. 28 de julio, 815, Miraflores)
Día y hora: Hoy 7:30 p.m.
Ingreso libre.