Módulos Temas Día

Bienal de Arquitectura 2018: los otros peruanos en Venecia

Fuera del pabellón peruano, arquitectos locales destacan tanto en la exposición central como en los eventos colaterales

El tiempo de la madurez: tras cuatro participaciones consecutivas, para José Orrego, comisario del pabellón peruano en Venecia, ya pueden verse los frutos de este enorme esfuerzo. "El hecho de que hoy podamos ver otras propuestas de arquitectos peruanos participando en otros espacios de la bienal habla de lo que hemos podido avanzar en este tiempo", señala.

En efecto, además de nuestra muestra oficial "En reserva/ Undercover", resulta imprescindible destacar otras dos presencias peruanas: el proyecto "Aulario", diseñado para la Universidad de Piura por los arquitectos Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse que se presenta en la muestra central de la bienal (son los primeros peruanos en cruzar este umbral), y el proyecto "Módulo del Niño costero", una investigación en casas fabricadas con materiales tradicionales en el desierto del Bajo Piura, que le valió al joven arquitecto Carlos Pastor Santa María ser reconocido entre los 10 mejores arquitectos latinoamericanos menores de 40 años, presentados por Architecture Studio de París en uno de los eventos colaterales de la bienal.

LUCES DE PIURA Y VENECIA
Invitados por las curadoras Yvonne Farrell y Shelley Mc-Namara –responsables del concepto 'free space' de la edición 16 de la Bienal de Venecia–, los esposos Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse decidieron presentar su "Aulario", un notable edificio del campus de la Universidad de Piura que, en sintonía con el pedido de las curadoras, representara mejor los valores intangibles de la arquitectura, como son la generosidad de los espacios, la calidad de la luz y su capacidad para modificar y mejorar la vida de las personas. "Al preguntarnos cómo podíamos mostrar el edificio, pensamos que no se podía transmitir esos valores a través de planos y maquetas", precisa Barclay. Así, los arquitectos limeños decidieron presentar en su muestra "The presence of the Absence" (La presencia de la ausencia), un pedazo –literalmente hablando– del edificio: exponiendo los encofrados con los que se construyeron las celosías de la edificación, así como las bancas de potente dimensión estética. Estas piezas son complementadas con un soporte audiovisual en el que una cámara fija, instalada en el corazón del edificio universitario, filma un día de actividad y lo resume en una hora. Desde que el espacio despierta con los primeros visitantes, hasta el fin de la jornada académica.

"No hay narrativa en el video. Simplemente muestra el ritmo del edificio y el comportamiento de la luz en Piura. Este es un espacio de aprendizaje informal, donde los espacios de circulación se amplifican y se vuelven generosos para provocar el encuentro entre estudiantes y profesores", señala Barclay.

Así, el concepto de la muestra, auspiciada por PromPerú y la Universidad Católica, busca confrontar la luz piurana, dura y vertical, con la veneciana, siempre inclinada al sur que atraviesa suavemente las celosías en el montaje levantado en el corazón del Arsenal de Venecia. Para la dupla Crousse-Barclay, resaltar este contraste fue la mejor manera de dar cuenta de las características intangibles de esta arquitectura, algo tan difícil de transmitir fuera de la experimentación real.

CASA DESPUÉS DE EL NIÑO
Aunque el Estado aún no ha pasado por allí, ya el 90% de las casas del Bajo Piura han vuelto a ser lo que fueron antes del último desborde propio del fenómeno de El Niño. Sin esperar apoyo oficial, la población campesina utilizó sus sistemas tradicionales de autoconstrucción para recuperar sus vidas. Esta experiencia es recogida por el joven arquitecto trujillano Carlos Pastor, quien aplica en este sistema popular la disciplina arquitectónica y de ingeniería.

El resultado de su investigación es el "Módulo del Niño costero", un proyecto de pequeña escala, pero que constituye un nuevo hito en la infraestructura de vivienda social en zonas rurales periféricas a la ciudad. Desarrollado con sus alumnos de la Universidad de Piura, este trabajo emprendido desde el 2012 le ha valido al arquitecto de 34 años el reconocimiento del prestigioso Architecture Studio de París, que lo destaca entre los 10 arquitectos latinoamericanos menores de 40 años. Pastor expone en la muestra "Young Architects in Latin America" abierta en el Ca’Asi, en el Campiello Santa María Nova, sus investigaciones y proyectos realizados en el desierto norteño, trabajando con familias damnificadas del Bajo Piura, zona periférica de la ciudad.

Su propuesta es simple: que un poblador rural pueda levantar su vivienda en menos de 24 horas, con estructuras fáciles de montar, de bajo costo, elevadas del piso para resistir inundaciones, que disipen el calor y que utilice materiales tradicionales del desierto como la caña y el eucalipto. "En Piura se vive la falta de agua y de luz. Allí, construir con materiales nobles que exigen el uso de grandes cantidades de agua no es viable", señala Pastor. "La arquitectura crea valor a partir de cualquier material. Un concepto como 'free space' reivindica la arquitectura como un derecho del hombre, no un privilegio", advierte.

DATO
El Patronato Cultural del Perú es la institución que hace posible la presencia de nuestro país en las bienales de Venecia desde el 2016 y hasta el 2034, gracias al patrocinio de El Comercio y la Fundación Wiese, y al apoyo del Ministerio de Cultura, el Ministerio de Relaciones Exteriores, Prom-Perú, la Universidad de Lima, la Pontificia Universidad Católica, la Universidad Nacional de Ingeniería, la Unesco, el Museo de Sitio Pachacámac, la Asociación Peruana de Estudios de Arquitectura, Telefónica del Perú, Naturtex, Piscos Biondi, Lima Milenaria e Inmobiliaria Marcan.

Además, el Patronato Cultural ha creado el programa Amigos de la Bienal, que ya cuenta con 25 miembros.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada