Enrique Planas

El Museo de Arte de Lima ya tiene diseñado el sueño de ampliar su casa. El viernes por la noche, en el Salón Prado del museo, fue Juan Carlos Verme, presidente del MALI, quien acabó con el suspenso al anunciar a los estudios Burgos & Garrido Arquitectos (España) y Llama Urban Design (Perú) como los ganadores del concurso para el diseño de la nueva sala de arte contemporáneo. El equipo está integrado por los españoles Francisco Burgos y Ginés Garrido, el canadiense columnista de El Comercio Angus Laurie y la peruana Mariana Leguía.

Para dar el anuncio, el MALI, en asociación con el Grupo Centenario, esperó la decisión de un jurado internacional que evaluó 387 propuestas provenientes de 56 países. Integrado por la curadora alemana Kristin Feireiss, el ingeniero estadounidense Guy Nordenson, el arquitecto chileno Teodoro Fernández, el catedrático de la PUCP Paulo Dam y Juan Carlos Verme, presidente del Museo de Arte de Lima, la reflexión del jurado incidió, además de la calidad del diseño arquitectónico, en la relación del nuevo espacio con su entorno, la flexibilidad de usos del diseño, la sostenibilidad de materiales, así como la factibilidad de su construcción.


Teodoro Fernández, Gary Leggett, Natalia Majluf, Juan Carlos Verme, Mariana Leguía, Ginés Garrido y Paulo Dam. (Foto: Difusión)

Teodoro Fernández, Gary Leggett, Natalia Majluf, Juan Carlos Verme, Mariana Leguía, Ginés Garrido y Paulo Dam. (Foto: Difusión)

"En este verdadero aquelarre de expertos, las discusiones intensas del jurado nos han servido para repensar todo el museo, así como la integración del tradicional edificio con el nuevo. Quizás mañana decidamos que todas las exhibiciones temporales puedan presentarse en la sala del subsuelo y que en el edificio podamos presentar la exposición permanente", imaginó Verme.

EL PROYECTO EN PAPEL
El entusiasmo del presidente del museo tiene que ver con las posibilidades que ofrece la propuesta ganadora. En efecto, el proyecto de Burgos & Garrido Arquitectos y Llama Urban Design prevé la construcción de un nuevo edificio de 6.000 m2 en un terreno ubicado en la esquina de las avenidas Garcilaso de la Vega y el Paseo Colón. Incluye el diseño subterráneo de una galería de 1.800 m2 para la exposición permanente de su colección de arte contemporáneo, así como una biblioteca, aulas para cursos, un nuevo café, espacios para talleres y almacenes, y, sobre todo ello, una plaza pública que pondrá en diálogo el neoclásico edificio del museo con el nuevo proyecto, cuyo diseño no olvida su estrecha relación con los accesos a la futura estación de las líneas 2 y 3 del metro.

"Es un proyecto importantísimo para la ciudad", comenta la arquitecta limeña Mariana Leguía, momentos después del anuncio del premio. Sin duda, es el reto más importante de su carrera. "Representa una oportunidad única para mejorar el espacio público del Parque de la Exposición", señala. Como se recuerda, la Municipalidad de Lima ha cedido en comodato al museo el terreno sobre el cual se levantará la nueva construcción.

"Lima necesita espacios públicos, convertirse en una ciudad que le dé prioridad al peatón. Estas ideas fueron muy relevantes al momento de hacer este proyecto, pues siempre he buscado hacer este tipo de trabajos", dice la arquitecta sin poder contener su alegría.

PREMIO A LA CREATIVIDAD
En las bases del concurso, el MALI especificó claramente todas las necesidades de su soñada expansión, pedidos que el proyecto ganador siguió al pie de la letra. ¿Pero cómo atender estas demandas sin perder creatividad?

Para Ginés Garrido, de Burgos & Garrido Arquitectos, socios españoles del proyecto, las limitaciones son una bendición. "Cuando un arquitecto quiere hacer lo que quiere, generalmente hace una tontería", aclara. "El objetivo de nuestro  trabajo consiste en sacar el máximo partido a las limitaciones, sean estas urbanas, económicas o formales. Yo no veo las limitaciones como algo negativo sino como una ayuda para que el arquitecto establezca vínculos con los ciudadanos y la propia memoria de la ciudad", señala el profesional albaceteño.


El proyecto deberá trabajar estrechamente con el plan de la futura estación de las líneas 2 y 3 del metro. (Foto: Difusión)

El proyecto deberá trabajar estrechamente con el plan de la futura estación de las líneas 2 y 3 del metro. (Foto: Difusión)

Emplazada al lado de un punto crítico del tráfico limeño, Mariana Leguía explica que la propuesta toma en cuenta todos los problemas que se aprecian en el cruce de las avenidas Garcilaso de la Vega y Paseo Colón. "Retiramos un poco los límites del terreno del proyecto para generar una gran vereda que aliviará la congestión peatonal. Funcionará como una protección entre la avenida y la plaza", afirma.

Otra fortaleza del proyecto tiene que ver con la conexión de éste con el Parque de la Exposición. Para ello se cuenta con la extraordinaria experiencia de Garrido, quien fue responsable del proyecto Madrid Río, la obra más importante realizada en la capital española en las últimas décadas. El diseño propone restaurar la cubierta vegetal que antes existía sobre el Parque de la Exposición, recuperando el carácter de un gran espacio en sombra, con una gran masa arbolada articulada por paseos, actividades y por la presencia elegante de una colección de los pabellones históricos y contemporáneos.

Como señala Natalia Majluf, directora del MALI, una de las ventajas del proyecto seleccionado es que generará un remanso, un espacio muy humano, en medio del caos en esta esquina de la ciudad. "Queremos que la gente se sienta acogida por el museo y creemos que este proyecto lo logra. El reto es reimaginar al museo en medio de una ciudad que cada día crece más. Y que va a tener en este museo un lugar clave. Estamos en el corazón físico de la ciudad".

Anunciado el ganador, continúa ahora la firma de contratos, la determinación de los plazos, la formalización del programa de trabajo que deberá compatibilizar el proyecto no solo con la generación del expediente técnico, sino también con el proyecto de las líneas 2 y 3 del metro. Asimismo, las autoridades del MALI ya han iniciado conversaciones con el Plan Copesco del Mincetur y con otras entidades para garantizar los fondos que hagan posible la construcción del proyecto antes del bicentenario de nuestra independencia. "Un concurso como este logra capturar, de una forma y otra, el estado actual de la arquitectura y su capacidad de transformar la ciudad", sostiene Gary Leggett, director del concurso. Este será uno de los mejores regalos para nuestra ciudad.


Se espera que el proyecto de ampliación del MALI esté terminado en el 2021. (Foto: Difusión)

Se espera que el proyecto de ampliación del MALI esté terminado en el 2021. (Foto: Difusión)

EL DATO

Proyecto PATIO & PAVILION
El proyecto para la nueva sala de Arte Contemporáneo del MALI comprende una gran galería subterránea, que concilia modernidad y clasicismo. Asimismo, propone restaurar la cubierta vegetal que antes existía sobre el Parque de la Exposición, con una gran masa arbolada articulada por paseos.

: Los proyectos que se presentaron para la ampliación del — Luces El Comercio (@Luces_ECpe)

TAGS RELACIONADOS