A la izquierda, una de las obras de Iván Ciro Palomino; disponible en la exposición "Consciência" que se realiza en Rio de Janeiro hasta el 21 de febrero. Fotos: Cortesía del autor.
A la izquierda, una de las obras de Iván Ciro Palomino; disponible en la exposición "Consciência" que se realiza en Rio de Janeiro hasta el 21 de febrero. Fotos: Cortesía del autor.
Redacción EC

Veinte han sido las ilustraciones del artista peruano elegidas para la muestra “Consciência”, que se realiza en Casa Shopping de Río de Janeiro hasta el 21 de febrero. “Las obras de , utilizando elementos de nuestra vida cotidiana, nos hacen reflexionar sobre temas como el cambio climático, la libertad de expresión, la educación, la igualdad, la migración, entre otros. Despiertan en nosotros la percepción de que somos parte de los problemas, y nos instigan a ser parte de la solución”, dice Ana Rosa Reis, asesora del Centro de Información de las Naciones Unidas, para Brasil (UNIC Rio).

Lee también: Un museo de campaña: 200 artistas participan en campaña de apoyo al personal sanitario más necesitado

Añade, la funcionaria, que las obras de Palomino dialogan directamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del organismo internacional, “porque crean conciencia sobre los desafíos globales que enfrenta la sociedad, ya sea para actuar contra la pobreza, proteger el planeta, acoger a los migrantes o garantizar que todas las personas vivan en contextos de paz. La exposición ‘Consciência’ nos acerca a la realidad de forma lúdica y reflexiva, despertando en nosotros el deseo de ser agentes de cambio”.

Palomino explica que las obras elegidas son minimalistas, conceptuales y llenas de mensajes visuales. “Estas fusionan elementos cotidianos, como una silla, una paloma o una sombra, con otros contextos de problemática, como la crisis climática, migratoria y humanitaria. El objetivo, mi intención, es que provoque en las personas reflexiones sobre temas importantes, como la educación, refugio para inmigrantes, el acceso al agua y recursos naturales, entre otros”.

El ilustrador, formado en la Pontificia Universidad Católica, confiesa que carece de un referente de inspiración. “Solo pasa, lo imaginas para que luego exista. A veces, estando en el bus, semidormido en algún lugar o almorzando, se me viene a la mente, de la nada, algo que me recuerda a aquellos problemas. No lo puedo detener y comienzo a asociar dichos elementos que después me ayudarán a contar una historia. Antes no los anotaba y se me iban de la mente. Ahora los guardo en un bloc de notas del celular”.

Es la cuarta vez que Palomino participa en una muestra internacional. Su trabajo se ha visto en Nueva York, convocado por la ONU, y esta es la tercera vez que se aprecia en Brasil. Para fines de este año alista un nuevo proyecto sobre educación para la ciudad de Santos, también en Brasil.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Te puede interesar: