El dibujante argentino Joaquín Lavado, también conocido como Quino, anunció su retiro en 2009. En esta foto lo vemos en el Museo del Humor de Buenos Aires en junio de 2014. (Foto: REUTERS/Enrique Marcarian)
El dibujante argentino Joaquín Lavado, también conocido como Quino, anunció su retiro en 2009. En esta foto lo vemos en el Museo del Humor de Buenos Aires en junio de 2014. (Foto: REUTERS/Enrique Marcarian)
Redacción EC

Hoy el mundo lamenta el , mejor conocido como , quien murió bajo circunstancias todavía no reveladas este 30 de septiembre a los 88 años.

MIRA: Quino ha muerto: de cuando perseguimos a Mafalda por todo Buenos Aires en su cumpleaños 50

Quino es recordado principalmente por haberle dado la vida a “” en 1963, primero como un vehículo para vender electrodomésticos pero que pronto encontró su lugar en las tiras cómicas de la revista Primera Plana en 1964. En esta transición la niña se transformó en un ser profundamente inquisitivo y curioso por el mundo, cuestionador de las contradicciones humanas. Fueron estas mismas características las que lo obligaron a que la dejara de retratar en 1973 por la convulsionada situación que se vivía en Latinoamérica.

“Tras el golpe de Chile la situación latinoamericana se puso muy sangrienta y Mafalda no podía dejar de hablar de lo que estaba pasando, pero si lo hacía me tenía que ir de Argentina, cosa que me ocurrió dos meses después. Si seguía dibujando me pegaban uno o cuatro tiros”, .

El fin de “Mafalda” no frustró la carrera del dibujante, quien se mudó a Milán (Italia) y continuó utilizando su pluma para explorar la condición humana, con dibujos que se burlaban ácidamente de temas como la burocracia, el capitalismo y hasta la pedagogía.

Con miles de dibujos publicados en decenas de medios en todo el mundo, así como más de dos decenas de libros antológicos de sus dibujos, Quino se mantuvo trabajando hasta el 2009, cuando repentinamente anunció en las páginas del de Argentina, diario que publicaba sus caricaturas en su edición dominical, que se tomaba un descanso para “renovar el enfoque de sus ideas”.

El dibujante aseguró en ese entonces que su decisión se debía para evitar seguir repitiendo “páginas ya republicadas”, las que consideraba que serían “una falta de respeto no solo a los lectores sino también a una larga carrera.”

No se tomen estas líneas, que tanto me cuesta escribir, como una despedida sino como una ausencia temporal que espero sea breve porque no me gusta nada la idea de que mis dibujos no sigan apareciendo en estas páginas”, afirmó Quino en ese entonces.

Para el 2013 la salud de Quino se deterioró lo suficiente para impedirle ejercer su profesión.

Yo quisiera seguir dibujando, pero ya mis ojitos no me dan”, dijo Quino con los periodistas en la XXXIII Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). El artista, entonces de 81 años, admitió que dejó los lápices “porque la edad también pesa para este trabajo”. En ese entonces Quino también descartó la posibilidad de escribir un libro diciendo “hacerlo sin dibujar, no sería capaz”.

A pesar de este nuevo revés, el caricaturista siguió activo con la publicación de dos libros “¿Quién anda ahí?” (2012) y “Simplemente Quino” (2016). Mientras tanto, en el 2014 fue condecorado con el premio Príncipe de Asturias y también participó en la conmemoración de los 50 años de Mafalda.

La muerte de Quino marca otra grande figura de la cultura que fallece este 2020. Pero tenemos para recordarlo su enorme trabajo, el cual siempre encuentra un atisbo de esperanza incluso en las circunstancias más trágicas.

VIDEO RECOMENDADO

Muere Joaquín Salvador Lavado, creador de Mafalda

Muere Joaquín Salvador Lavado, creador de Mafalda 30/09/2020

TE PUEDE INTERESAR