En su corta carrera como actriz, Anya Taylor Joy, de 20 años, ya figura como la nueva diva del cine de suspenso. Sin querer encasillarse, la bella modelo ha sido protagonista de las populares “La bruja” y “Fragmentado”, dos thrillers alabados por la crítica mundial.

Pero no es el único género que ha desarrollado. La argentina-británica nacida en Estados Unidos también fue incluida en “Barry”, la cinta que cuenta la historia del joven Barack Obama (y que se puede ver en Netflix).

"Soy una chica bastante oscura. He hecho algunas películas muy oscuras, pero cuando estoy eligiendo mis proyectos, no pienso mucho en eso. Si me gusta el personaje, no hay nada que me aleje de él", señala Anya en una entrevista con Houston Chronicle.

Su primer filme de suspenso fue “Morgan” (2016), una cinta de Luke Scott que fue recibida tibiamente por la crítica. Sin embargo, el gran salto lo obtuvo con “La bruja”, con la que el realizador Robert Eggers ganó el premio a Mejor Director en el Festival de Cine de Sundance 2015.

En “La bruja”, Anya interpreta a Thomasin, la hija mayor de una familia exiliada en Nueva Inglaterra, a inicios del siglo XVII. En medio de la paranoia y el fanatismo religioso, nace una amenaza que pone en peligro a sus propios parientes, siendo acusada de bruja. Ella encuentra el camino para defenderse de las acusaciones, enfrentándose al sexismo y el puritanismo propio de la época.

Gracias a su papel en “La bruja”, M. Night Shyamalan la convocó para “Fragmentado”. Tras varios fracasos cinematográficos, el director de origen indio preparaba su gran regreso, y no dudó en contratar a Anya para interpretar a Casey Cooke, una de las tres jóvenes que son secuestradas por un hombre que sufre de trastorno de identidad disociativo.

“Casey viene de un lugar de estar siempre invisible y tratando de llamar la menor cantidad de atención sobre sí misma. Así que en lugar de gritar, ella simplemente prefiere el silencio. Al leer el guión y luego actuar con las otras chicas, era importante para mí que no se muestren cómo víctimas estereotipadas. Una gran cantidad de estas películas retratan a las mujeres como débiles, y ninguna de estas chicas en ‘Fragmentado’ está tratando de salir de esta terrible situación de una manera tonta”, indicó sobre su experiencia en Harpers Bazaar.

El papel de Casey le sirvió para lograr una nominación en los premios BAFTA a Artista emergente, y aunque no ganó, el 2017 se pinta muy bien para ella. Ahora mismo está en la promoción de “Thoroughbred”, que se proyectó en Sundance y donde Anya interpreta a una adolescente que asesina a su padrastro; y en algún momento de este año también se estrenará “Marrowbone”, una cinta de terror que se filmó en España. No es poco lo que le espera a Anya en el cine.

LEE MÁS EN...

TAGS RELACIONADOS