Isaac León Frías, durante una entrevista con este diario. A la derecha, la portada de su más reciente libro. Fotos: Piko Tamashiro para El Comercio/ Universidad de Lima.
Isaac León Frías, durante una entrevista con este diario. A la derecha, la portada de su más reciente libro. Fotos: Piko Tamashiro para El Comercio/ Universidad de Lima.
José Carlos Yrigoyen

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Desde 2008, el crítico cinematográfico Isaac León Frías ha publicado una serie de antologías que reúnen textos escritos a partir de mediados de los sesenta, cuya dispersión impedía evaluar con justicia el acucioso y complejo corpus de su obra. Esta se remonta a sus lejanas contribuciones en la proverbial revista “Hablemos de cine”, referente continental que durante sus dos décadas de existencia acogió a una camada de autores -Ricardo Bedoya, José Carlos Huayhuaca, Federico de Cárdenas, etcétera- quienes colocaron la primera piedra de una apreciación seria y reflexiva acerca del sétimo arte en nuestro país. Después de la desaparición de “Hablemos de cine”, sus integrantes han emprendido una labor continua y fecunda que nos ha legado volúmenes fundacionales -como “Cien años de cine en el Perú” de Bedoya-, de notable agudeza analítica –”El cine de los maestros” de De Cárdenas-, e incluso de íntima confesión cinéfila -”Elogio de la luz”- de Huayhuaca.

León Frías suma a este aporte -a la vez individual y colectivo- una nueva selección de artículos y ensayos, “Desde la ventana indiscreta”, que se restringe a textos publicados en los veinte primeros años de este siglo. Dentro de ese marco cronológico opera una amplitud temática que dota al libro de una serie de núcleos entre los que prevalece el cine producido en las últimas décadas, aunque también hay páginas dedicadas a realizadores clásicos como Hitchcock, Pasolini o Ferrara.

Aunque León advierte sobre dicha disociación, ella es relativa. Lo que distingue a esta antología de un mero cajón de sastre es la encomiable versatilidad que demuestra al federar sutilmente las corrientes y filmografías de diversos autores en líneas temporales que, gracias a las correspondencias y resonancias detectadas y desarrolladas, ganan una coherencia profunda y persuasiva. A esto debe agregarse el profesoral didactismo de León, catedrático universitario por mucho tiempo; no obstante, en algunos casos -como el de su acercamiento al encuadre subjetivo de Hitchcock- su prolijidad tiende a la aridez y lo expuesto pierde atractivo para el lector no iniciado.

Uno de los núcleos que enhebran esta constelación de artículos es el que establece los rasgos precisos que caracterizan al cine del nuevo milenio, propios del reforzamiento de la tradición del autor fílmico moderno: un minimalismo contemplativo, la radicalización de los figurativo y la extraterritorialidad de los escenarios presentados. Y además una fuerte tendencia por la autorreferencialidad y la exploración del documental (en lo que coincide con las proposiciones de Bedoya en el reciente “El cine latinoamericano del siglo XXI”, estudio que complementa en muchos aspectos a estos textos).

Gracias a la admirable y actualizada erudición de Isaac León, nos embarcamos en un viaje multilateral por los territorios del nuevo cine de diferentes latitudes. El cinemero irredento descubre así no solo nombres poco conocidos por estos parajes, sino también desentraña las inclinaciones argumentales de ciertas cinematografías en los últimos tiempos, como ocurre con el cine oriental y su propensión por un erotismo límite. Ahí están, para demostrarlo, las películas del taiwanés Tsai Ming-Liang o las del japonés Sion Sono, que en su “Love Exposure”, recorre con vehemente imaginación e inagotable ritmo los corredores que hermanan subrepticiamente al deseo y la fe, el fetichismo y la templanza, el humor y la crueldad.

Uno de los picos del libro es la exégesis al cine de Pasolini, “La modernidad de lo arcaico”, quizá el análisis más valioso de un crítico nativo (junto al brillante texto de Huayhuaca publicado a inicios de los ochenta) sobre el poeta boloñés. Muy certero resulta su apunte de la mirada alegórica del presente encadenada a una visión mítica del pasado que suele comparecer en sus largometrajes, graficando de ese modo el acoso de la barbarie a la sociedad neocapitalista, asunto que cantó en su “Poesía en forma de rosa”. Es llamativo reparar en que el lenguaje arcaizante cinematográfico de Pasolini que define León iba a contrapelo con el que este asumió simultáneamente en su obra narrativa: novelas como “Teorema” y “Petróleo” se decantaban por un ánimo vanguardista y desbrozador de los convencionalismos literarios. Recomiendo asimismo las secciones consagradas a Orson Welles -la nota enfocada en “Al otro lado del viento” es francamente iluminadora- y al lituano Sharunas Bartas, auténtico partidario de los gestos y el silencio.

La ficha

Autor: Isaac León Frías

Título: “Desde la ventana indiscreta. Páginas de cine”.

Editorial: Fondo Editorial de la Universidad de Lima

Año: 2021

Páginas: 355

Relación con el autor: conocidos

Valoración: ★★★★☆