Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Cine

Diez años sin Marlon Brando: la filmografía completa del actor

El eterno rebelde de Hollywood partió hace una década de este mundo, pero sus películas quedaron para siempre con nosotros

Diez años sin Marlon Brando: la filmografía completa del actor

Diez años sin Marlon Brando: la filmografía completa del actor

ALBERTO SERVAT

1950 "Los hombres" ("The Men"), de Fred Zinnemann. Una película que ha envejecido pero que nos entrega a un Brando jovencísimo y poco antes a su lanzamiento definitivo".

1951 "Un tranvía llamado deseo" ("An Streetcar Named Desire"), de Elia Kazan. Quienes vieron la versión teatral señalan que la actuación de Brando es solo un reflejo de su propia creación en vivo. Pero el impacto sigue siendo igual de fuerte. En el papel de Stanley Kowalski, Marlon Brando cambió para siempre el estilo de actuación. Incluso hoy, su interpretación sigue siendo motivo de estudios, imitaciones e inspiraciones.

1952 "¡Viva Zapata!" ("Viva Zapata!"), de Elia Kazan. Brando se transforma en el líder Emiliano Zapata en esta saga sobre la Revolución Mexicana. Aunque puede ser juzgada hoy como una película convencional, no lo fue en su tiempo y la actuación de su protagonista sigue siendo impactante.

1953 "Julio César" ("Julius Caesar"), de Joseph L. Mankiewicz. Marlon Brando aporta una imagen perfecta para Marco Antonio, en esta adaptación de la obra de William Shakespeare. También se desenvuelve con gran estilo sobre la pantalla... Pero la voz y el acento lo traicionan. Los críticos de su tiempo se dividieron.

1953 "El salvaje" ("The Wilde One"), de Laslo Benedek. Un papel emblemático en una película que ha sido ampliamente superada y que ha perdido fuerza. Pero la imagen de Marlon Brando como el motociclista Johnny Strabler es un ícono de la cultura popular occidental desde hace mucho tiempo.

1954 "Nido de ratas" ("On the Waterfront"), de Elia Kazan. Si Brando sorprendió con “Un tranvía llamado deseo”, confirmó su incomparable talento con esta película. En el papel de Terry Malloy lo entrega todo. Aquí tenemos al más Marlon Brando de todos. Una actuación por la que mereció su primer premio de la Academia.

1954 "Desirée" ("Désirée"), de Henry Koster. Rebelde y contestatario frente a las exigencias de la industria hollywoodense, Brando no pudo negarse a protagonizar esta cinta seudo histórica sobre el amor de juventud de Napoleón. Sin ningún respeto por el filme, el actor se pasea en ropas de época flirteando con Jean Simmons, en el papel de la bella Desirée, y jugando a ser un Napoleón de estudio cinematográfico.


(Fotos: Getty Images)

1955 "Guys and Dolls", de Joseph l. Makiewicz. Convencional y poco imaginativa adaptación para el cine del famoso musical de Broadway. Pero Brando y Sinatra lucen bien juntos, como un par de jugadores empedernidos. Es también la oportunidad de apreciar lo mal cantante y bailarín que era Brando.

1956 "La casa de té de la luna de agosto" ("The Teahouse of the August Moon"), de Daniel Mann. Otro éxito de Broadway llevado a la pantalla sin la misma garra que el original. Solo que en esta oportunidad, y ayudado por el maquillaje, Brando se transforma en Sakini, un japonés que junto a su comunidad debe enfrentarse a las buenas intenciones del ejército americano de ocupación. Una mordaz sátira sobre la presencia americana en Japón.

1957 "Sayonara", de Joshua Logan. Seguimos en el Japón y también durante la ocupación americana tras la Segunda Guerra Mundial. Pero en esta ocasión el material es dramático y se centra en un tema espinoso: la prohibición de los matrimonios entre americanos y japonesas. Brando interpreta al mayor Gruver.

1958 "The Young Lions", de Edward Dmytryk. Marlon Brando interpreta a un nazi, el teniente Christian Diestl, enfrentado a su propia consciencia en medio de una guerra brutal. Un argumento interesante, con puntos de vista diferentes en su momento, pero filmada con solemnidad y sin un ritmo que la sostenga. Lo acompañan en el reparto Dean Martin y Montgomery Clift.

1960 "The Fugitive Kind", de Sidney Lumet. Brando vuelve a los terrenos de Tennessee Williams y vuelve a desplegar su atractivo sexual, esta vez como Val Xavier, un vagabundo que se debate entre dos mujeres sobre excitadas: Lady Torrance (Anna Magnani), su empleadora y cuyo marido está agonizando en el piso superior, y Carol Cutrere (Joanne Woodward), la decadente golfa del pueblo. Notable atmósfera.

1961 "One-Eyed Jacks", de Marlon Brando. En su única película como director, Brando no solamente creó un personaje a su medida sino un universo entero. El resultado es un exaltado western que se ha convertido con el tiempo en una cinta de culto. Nadie como Brando para crear tensión sexual en una serie de situaciones tortuosas y de violencia visual.

1962 "Motín a bordo" ("Mutiny on the Bounty"), de Lewis Milestone. Bella fotografía y grandes recursos de producción para el remake de una historia de gran impacto: el motín a bordo del Bounty. La cinta original, con Clark Gable, obtuvo el Oscar en 1935 y la Metro sentía la necesidad de rehacerla. Brando interpreta a Fletcher Christian de una manera insólita. Alejado totalmente de cualquier emoción heroica. Esto no gustó mucho en su tiempo y la cinta no fue bien recibida. Pero vale la pena revisarla, tiene fuerza y Marlon Brando está impecable.

1963 "The Ugly American", de George Englund. Tentado por un guion sobre el enfrentamiento de Estados Unidos con el comunismo, Brando aceptó aparecer en esta cinta ajena a las habituales superproducciones de su tiempo. El resultado es interesante pero toda la idea ha envejecido mucho tras la Guerra Fría. Ya nada resulta contundente y el filme es interesante solo por ver a Brando.

1964 "Bedtime Story", de Ralph Levy. Una comedia con cierto encanto aunque Marlon Brando resulta demasiado actor para una trama tan sosa. Dos estafadores se dedican a conquistar jóvenes incautas en la Europa de la posguerra. Y, claro, ambos reciben una lección cuando en su camino se topan con Janet Walker. Los actores David Niven y Shirley Jones acompañan a Brando en esta aventura.

1965 "Morituri", de Bernard Wicki. Solemne y pesada aventura escenificada durante la Segunda Guerra Mundial. Marlon Brando, aburrido en cada escena, forma parte de un plan de los aliados para infiltrarse en las líneas enemigas.

1966 "La jauría humana" ("The Chase"), de Arthur Penn. Potente drama racial de Arthur Penn, muy criticado en su tiempo, pero que nos permite ver a Brando con un reparto extraordinario: Robert Redford, Jane Fonda, Robert Duvall, Miriam Hopkins y muchos más. La historia se centra en la violencia racial en un pueblo del sur americano y Brando debe enfrentarse a ello. Notables diálogos y situaciones extremas al servicio de un inspirado grupo de actores.

1966 "The Appaloosa", de Sidney J. Furie. Marlon Brando se convierte en el mestizo Matt Fletcher, enfrentado a un corrupto líder mexicano por la posesión de un caballo. Brando ofrece una actuación más intensa que el material mismo.

1967 "Una condesa de Hong Kong" ("A Countess from Hong Kong"), de Charles Chaplin. Aunque muchos la consideran un gran fracaso para todos sus artífices, esta es sin duda una comedia con mucho estilo. El maestro Chaplin dirige a Brando y Sophia Loren en una farsa sobre estafadores sociales que pudo resultar superflua en su tiempo. Hoy es una joya. 

1967 "Reflexiones en un ojo dorado" ("Reflections on a Golden Eye"), de John Huston. Homosexual e impotente, el mayor Welden Pederton (Brando) está casado con una mujer que gusta de humillarlo públicamente. Junto a ellos encontramos a un grupo de desquiciados personajes obsesionados de alguna manera con el sexo. Basada en la novela de Carson McCullers, es la gran oportunidad de ver a Brando junto a Elizabeth Taylor, interpretando personajes hechos a sus medidas. 

1968 "Candy", de Christian Marquand. Sátira, comedia o parodia, nadie entendió de qué se trataba esta película. La base es una novela de Terry Southern inspirada en “Candide”, de Voltaire. Candy es una chica que busca el significado de la vida y en su camino se encuentra con todo tipo de personajes, uno de ellos interpretado por un Marlon Brando irreconocible.

1968 "La noche del día siguiente" ("The Night of the Following Day"), de Hubert Cornfield. En su búsqueda por películas menos aparatosas Marlon Brando empezó a aparecer en títulos de todo tipo. Este es un buen ejemplo de una época de búsqueda y rechazo. Para entonces la industria lo consideraba un actor problemático y poco confiable. Esta cinta aborda un oscuro caso de secuestro.

1969 "Queimada" ("Burn!"), de Gillo Pontecorvo. Hace poco presentaron la versión restaurada de esta cinta. Y la verdad es que se trata de una cinta sorprendente y mucho mejor que su fama. Brando interpreta un personaje a su medida: Sir William Walker, el famoso mercenario envuelto en tantas luchas. La película de Pontecorvo se centra en los episodios alrededor de Queimada, la isla caribeña. Brando se identifica totalmente con un antihéroe como Walker y su interpretación es toda una creación.

1971 "The Nightcomers", de Michael Winner. Poco conocida película que anticipa el escándalo que vendría luego con “El último tango en París”. Se trata de una precuela de “The Turn of the Screw”, la inquietante novela de Henry James. Brando y Stephanie Beachmen interpretan a los dos sirvientes de una mansión que pervierten sexualmente a dos niños. Tiene escenas muy subidas de tono para la época.

1972 "El padrino" ("The Godfather"), de Francis Ford Coppola. ¿Qué más podemos decir de una de las más grandes películas de la historia? Brando tuvo que envejecer en la sala de maquillaje para dar vida a Vito Corleone. Y se enfrentó a una nueva generación de actores conformada por Robert Duvall, John Cazale, James Caan y principalmente Al Pacino, quienes seguían sus pasos. La actuación de Brando es magistral y demostró así que su grandeza permanecía vigente. Obtuvo el segundo Oscar de su carrera aunque lo rechazó.

1972 "El último tango en París" ("Last Tango in Paris"), de Bernardo Bertolucci. Tal vez la película más escandalosa de los años 70. El despliegue sexual se convirtió en la principal razón para verla y nadie entendió el tremendo conflicto emocional que Bertolucci pintó en la pantalla. Brando luce magnífico en su papel como el atormentado viudo que somete sexualmente a Maria Schneider en una de las escenas más famosos del cine erótico.

1976 "The Missouri Breaks", de Arthur Penn. Sensacional reunión con Arthur Penn y Jack Nicholson en un western inclasificable. Una de las últimas grandes interpretaciones de Brando.

1978 "Superman", de Richard Donner. Brando interpreta brevemente al padre de Superman (Christopher Reeve) con una peluca y un vestuario que nadie olvidará jamás. Nada que agregar a su fama, salvo ser el padre del superhéroe más amado de todos los tiempos.

1979 "Apocalipsis ahora" ("Apocalypse Now!"), de Francis Ford Coppola. Su breve interpretación del coronel Kurtz es también una de sus más famosas actuaciones. Los minutos en los que aparece, dentro de esta magnífica película, son ya parte de nuestra cultura.

1980 "La fórmula" ("The Formula"), de John G. Avildsen. Olvidable película sobre una fórmula secreta de los nazis... En realidad la trama importa poco. Y el duelo entre Brando y George C. Scott nunca llega a suceder. Ambos aparecen desganados y poco comprometidos con el material que les toca interpretar.

1989 "A Dry White Season", de Euzhan Palcy. La última gran actuación de Brando en una de las primera películas que hablaron abiertamente de los conflictos raciales en Sudáfrica. Tal vez el tema fue el principal motivo para que Brando se animara a interpretar su personaje y con la garra que lo hizo.

1990 "The Freshman", de Andrew Bergman. Lo que nadie esperaba sucedió: Brando parodia a Vito Corleone en esta comedia protagonizada por Matthew Broderick. Divertida por momentos, improbable en su mayor parte.

1992 "Cristóbal Colón: El descubrimiento" ("Christopher Columbus: The Discovery"), de John Glen. Para conmemorar los 500 años del descubrimiento de América se filmaron dos películas, una de ellas y la menos interesante es esta. Brando interpreta a Torquemada en medio de un reparto poco efectivo (¡Tom Selleck interpreta a Fernando el Católico!). 

1994 "Don Juan DeMarco", de Jeremy Leven. Una película de culto que sirvió para reunir a Brando con Johnny Depp, un actor que se ha comportado en cierta medida como él. Pero la cinta es poca cosa.

1996 "La isla del doctor Moreau" ("The Island of Dr. Moreau"), de John Frankenheimer. Siniestro pero poco contundente, el doctor Moreau de Brando es perfectamente olvidable.

1997 "The Brave", de Johnny Depp. Nada que podamos decir a favor de una película tan gris como esta. 

1998 "Free Money", de Yves Simoneau. Aunque Brando lidera un reparto que incluye a Charlie Sheen, Donald Sutherland y Mira Sorvino, su papel no es el principal. Nada que agregar a su fama. Nada que salve la cinta del olvido.

2001 "The Score", de Frank Oz. Mediocre policial protagonizado por Robert de Niro y Edward Norton. Solo será recordada como la última película de Marlon Brando.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada