“El gabinete del Dr. Caligari”, clásico alemán mudo cumple 100 años. (Captura de pantalla)
“El gabinete del Dr. Caligari”, clásico alemán mudo cumple 100 años. (Captura de pantalla)
Czar Gutiérrez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La silueta oscura de un criminal se desliza entre edificios lúgubres, chimeneas oblicuas, bloques cubistas y ventanas con forma de flecha. Y en medio de todos esos ángulos y perspectivas punzocortantes, un clima calculadamente tenebroso filmado en blanco y negro. Presos del pánico, impulsados por horrores reales e imaginarios, los espectadores tiemblan en sus asientos. Es el 27 de febrero de 1920 y en el ecran del cine Marmorhaus de Berlín parpadea por primera vez esa obra de arte que fundaría en el cine la categoría terror, noir, thriller y sus derivados. Un baile fantasmal de luces y sombras en los 63 minutos de un metraje escalofriante, hoy restaurado.

MIRA: Galardonados largometrajes estarán en el Festival de cine Al Este

Por supuesto que las metáforas e interpretaciones llegarían con el tiempo. Como que su deformidad estética refiere directamente al mundo lóbrego de la Alemania de la época, una metáfora torturada del mundo que vendría con la entronización del fascismo. Y la influencia directa de una narrativa expresionista plenamente afianzada gracias a artistas plásticos y gráficos teutones como Ernst-Ludwig Kirchner y Max Pechstein que lo habían alumbrado por oposición: contra el naturalismo, contra el impresionismo, contra las formas definidas y el trazado blando. Lo más asombroso es que todo eso se pudo lograr sin pronunciar una sola palabra.

Líneas de expresión

Fue así como el cine expresionista alemán gobernó el séptimo arte durante los años 20 del siglo pasado. A “El gabinete del Dr. Caligari” le sucedieron “Nosferatu” de Murneau (1922), “Metrópolis” de Fritz Lang (1927) y “Bajo la máscara del placer” de Georg Wilhelm Pabst (1925), entre otros, para terminar influenciando todo el cine europeo hasta conquistar Hollywood. Probablemente Robert Wiene, director del ‘gabinete’, no haya sido tan famoso como su película, pero su influjo alcanzó para modelar lo que sería el cine negro. Que lo digan David Lynch o Tim Burton, ‘caligaristas’ convictos y confesos.

Como se sabe, “Das Cabinet des Dr. Caligari”, el título original, está inspirado en una serie de crímenes que tuvieron lugar en Hamburgo. Puesto al ecran, narra los estremecedores crímenes que comete Cesare bajo las órdenes hipnóticas del doctor Caligari, tenebroso sujeto que recorre las ferias exhibiendo a su sonámbulo. Lo que querían los guionistas Carl Mayer y Hans Janowitz era denunciar al Estado alemán. Su autoritarismo social, político y militar en un libreto de horror y locura como anticipo del exterminio que, efectivamente, ocurriría después.

El director le incorporaría una sucesión de formas contrastadas y líneas irregulares jugando en pared con una serie de innovaciones narrativas, como la analepsis —que conecta momentos distintos y traslada la acción al pasado— y guiños a autores como Stendhal y Schopenhauer. Una trama cuidadosamente confusa —¿todos están locos o es el pérfido Caligari el titiritero criminal?— engancha al espectador de tal manera que su hechizo tiene un siglo y sigue intacto. No pocos advirtieron en esos rostros estriados por muecas el efecto inmediato del gas mostaza de la Gran Guerra; y en el maquiavélico rostro del protagonista, las líneas de expresión de Hitler.

Derrame de sangre

Además de los homenajes de rigor, el centenario de la película impactó directamente sobre la cinta: a partir de un escaneo 4k de alta resolución sobre el negativo original de la cámara de 35 mm, la Friedrich Wilhelm Murnau Foundation la relanzó con imágenes limpias y cortes suavizados. Algunas imágenes que faltan del negativo de la cámara se han llenado con cuadros de otras impresiones. Sin embargo, el metraje combinado proviene de la excelente impresión original, cuya alta resolución sorprende por su nitidez. Presentado con los intertítulos originales en alemán, también se incorporan subtítulos en inglés.

El estreno nacional de esta versión restaurada ocurrirá hoy sábado gracias al , que presenta por estos pagos las más connotadas rarezas fílmicas de Europa central, Asia y Sudamérica. Y tal como ocurría con las proyecciones del cine mudo —en aldeas y villorrios un piano acompañaba las proyecciones, un órgano u orquesta en las grandes ciudades—, esta vez estarán los sintetizadores analógicos de aliento punk de la banda Varsovia —Dante Gonzáles y Fernando Pinzás— acompañando el derrame de sangre del maquiavélico doctor y su troupé.

Más información

Día: 10 de octubre.

Hora: 7:00 p.m.

Dirección: Facebook del Festival Al Este y

El dato

Título original: Das Kabinett des Dr. Caligari

Director: Robert Wiene

País: Alemania

Año: 1920

Duración: 77′

VIDEO RECOMENDADO

Tráiler de "El practicante", película española de Netflix

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR