Como cada agosto, desde hace ya 21 años, el mayor certamen cinéfilo de la capital echa una mirada a lo más interesante de la producción latinoamericana reciente. Mucho se puede decir de las dos competencias principales, aunque pueda resultar injusto destacar unos títulos sobre otros. En la categoría de ficción destacan, a priori, lo nuevo del chileno Sebastián Lelio (“Una mujer fantástica”), el mexicano Amat Escalante (“La región salvaje”) y el cubano Fernando Pérez (“Últimos días en La Habana”). Sorprende, sin embargo, que haya una sola película peruana en carrera: “Retablo”, debut en el largometraje de Álvaro Delgado, con Magaly Solier como integrante del reparto.

La otra gran sección competitiva, la del rubro documental, que históricamente suele tener algunos de los mejores títulos del festival.
Vienen con muy buenos comentarios el documental brasileño “No intenso agora”, de Joao Moreira Salles; desde Colombia “El silencio de los fusiles”, de Natalia Orozco; la argentina "Orione", de Manuel Abramovich; y desde México “La libertad del diablo”, de Everardo González. En este rubro se estrenarán dos cintas nacionales del 2017: “Río verde: el tiempo de los yakurunas”, de Álvaro y Diego Sarmiento, que fue presentada nada menos que en el último Festival de Cine de Berlín; y “Todos somos estrellas”, de Lucía Patricia Wiesse.

La sección Múltiples Miradas añade otros 14 títulos latinoamericanos, y Hecho en el Perú agrupa otras tres ficciones (“El abuelo” de Gustavo Saavedra, “Deliciosa fruta seca” de Ana Caridad Sánchez, “Wiñaypacha” de Óscar Catacora) y tres documentales (“Los ojos del camino” de Rodrigo Otero, “Nada queda sino nuestra ternura” de Sébastien Jallade, “Pacificum, el retorno al océano” de Mariana Tschudi).

En las Galas llaman la atención títulos tan disímiles como “Los ganadores”, del notable cineasta argentino Néstor Frenkel; el documental “Una verdad incómoda 2” (suerte de secuela de la recordada película de Al Gore) y hasta el cortometraje “Terminal”, dirigido por Christian Meier. Para tener en cuenta.

—Más allá de la región—
Otro de los grandes atractivos del festival son sus secciones paralelas, que se expanden a cinematografías de horizontes más lejanos y constituyen una buena forma de revisar algunos de los más recientes estrenos de circuitos festivaleros internacionales.

Impostergable, por ejemplo, es la retrospectiva dedicada a Aki Kaurismäki, como parte de las celebraciones por los 100 años de independencia de Finlandia. Entre sus obras proyectadas estarán su último filme, “The Other Side of Hope” (2017), además de títulos tan aclamados como “La chica de la fábrica de cerillas”, “El hombre sin pasado” y “Le Havre”.

En la sección Imperdibles del 2017 se incluirán, entre otras, “Jeannette”, musical de Bruno Dumont; “In the Fate”, de Fatih Akin; “I Am Not Your Negro”, de Raoul Peck; y “The Beguiled”, de Sofia Coppola, que le permitió ganar el premio a mejor directora en el reciente Festival de Cannes.

La Gira Documental Ambulante estará compuesta por seis filmes, pero saltan a la vista “Last Men in Aleppo”, aproximación a la guerra en Siria que ha recibido críticas espléndidas, y “Safari”, del gran director austríaco Ulrich Seidl.

Otra grata costumbre son los Clásicos Franceses Renovados, que incluirá joyas como “Ascensor para el cadalso”, de Louis Malle; “Monsieur Klein”, de Joseph Losey; y “La marquesa de O”, del inolvidable Éric Rohmer.

Falta espacio para resaltar varios otros títulos en estos nueve días de sobredosis fílmica. A ir marcando la agenda.

TAGS RELACIONADOS