Sonia del Águila

Mientras que opta por el diálogo y por mantener la calma ante situaciones insostenibles; Adriana, su personaje en la comedia “Recontraloca”, pierde los estribos con gran facilidad. Un papel explosivo que le demandó a la actriz gran derroche de energía. 

"Llegar a esos lugares de exaltación extrema ha sido bien demandante y catártico. Llegaba a mi casa rendida después de grabar", comenta la protagonista de la nueva propuesta cinematográfica dirigida por Giovanni Ciccia.




-Adriana tiene dos etapas. Empieza siendo sumisa, agobiada por maltratos e injusticias, y termina convertida en una mujer empoderada. ¿Con cuál te identificas?
Con la primera, con la que está en ese momento de quiebre. Creo que todos, alguna vez, hemos estado en una situación que no nos gusta y no sabemos cómo cortarla.  Tenemos vergüenza o miedo a decir "no". Y difiero con la segunda etapa porque yo tengo una personalidad más paciente, tranquila, trato de conversar, encontrar un punto de comunión, no me gusta exaltarme demasiado, a menos que me busquen mucho. 

-¿Cuándo afrontaste esa etapa de sumisión?
Cuando era chica. Con los años, las caídas y mucha terapia vas aprendiendo a que no puedes gustarle a todo el mundo y a decir "no". La madurez y las experiencias te van ayudando a poner las cosas en perspectiva y que no todo sea tan importante.

- ¿Qué Adriana te costó más trabajo construir?
La segunda, esa que se libera. Me costó mucho más porque fue un gasto grande de energía. Mantenerla al cien por ciento todos los días, durante tres o cuatro semanas, fue agotador.

Gianella Neyra, protagonista de "Recontraloca", filme peruano dirigido por Giovanni Ciccia. (Foto: César Campos / El Comercio)
Gianella Neyra, protagonista de "Recontraloca", filme peruano dirigido por Giovanni Ciccia. (Foto: César Campos / El Comercio)

-¿“Recontraloca” busca reivindicar a la mujer maltratada, víctima de abuso?
Busca que la gente sienta ese permiso para poder decir: “no quiero y así me llamen loca, no importa”. Nos enseña a defendernos de una sociedad machista como la nuestra. Muchas veces andamos cerrados, sin poder decir lo que pensamos o sentimos y no sabemos por qué nos pasa eso. La cinta está tan bien escrita que la gente se va a sentir identifi cada con el maltrato, autoritarismo y arrogancia de cualquiera de los personajes que rodean a Adriana.

-A propósito de temas de abuso contra la mujer, en diciembre del 2018, la periodista Laura Ubfal dijo que fuiste acosada por el actor Juan Darthés cuando grabaron en Argentina la telenovela “Culpable de este amor”. ¿Eso ocurrió?
Jamás, bajo ninguna circunstancia ni situación yo callaría una cosa así. Condeno ese tipo de violencia o maltrato, no lo apoyo, y si decido no opinar es por respeto a las personas involucradas, porque no me gustaría que se especule o banalice un tema que me parece tremendamente importante. No hay que sentir que estamos solas, ni tener miedo ni culpa. Adriana, en la película “Recontraloca”, es un ejemplo.

-Tienes casi 99% de participación en la cinta. Por la complejidad del personaje, ¿dirías que fue el mayor reto en tu carrera?
Me ha retado mucho, me ha hecho trabajar un montón, y, sí, creo que puede llegar a ser uno de los personajes más desafi antes de mi carrera; pero espero hacer muchísimos más.

Tráiler de "Recontraloca". (Fuente: Difusión)