Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Christopher Uckermann cuenta cómo se alejó de la fama y abrazó la espiritualidad

Conversamos con el actor y ex integrante de la banda mexicana RBD, quien interpreta al mejor amigo de Gisela Ponce de León en el filme "Soltera codiciada"

Después de once años, Christopher Uckermann volvió a pisar Lima. En el 2006 lo hizo cuando aún formaba parte de la agrupación juvenil RBD; sin embargo, el año pasado el motivo estuvo relacionado con una propuesta actoral.

El artista mexicano forma parte del elenco de "Soltera codiciada", la comedia protagonizada por Gisela Ponce de León que llegó a la cartelera el último jueves y ya ha logrado superar los 200 mil espectadores en su primera semana de estreno.

Allí, Uckermann da vida a Santiago, el amigo incondicional y que siempre está dando soporte al grupo. Sobre todo a María Fe (Ponce de León), quien acaba de terminar con su novio tras una larga relación y ahora debe aprender a disfrutar de su soltería. Sobre este proyecto, él comenta: "Esta cinta me dio la oportunidad de ver cómo se trabaja en el Perú. Desde saber cómo se piensa hasta el lenguaje que se utiliza en la comedia [...]. Más que cambiar la perspectiva negativa que hay sobre la soltería es mostrar lo que ya existe. La cinta busca entretener y, en el camino, seguro que muchas mujeres se sentirán identificadas".

Christopher Uckermann

(Foto: Tondero)

LEJOS DE LA ATENCIÓN
Con 19 años en la industria –ha participado en telenovelas mexicanas como "El diario de Daniela" (1998), "Amy, la niña de la mochila azul" (2004) y actualmente trabaja en la nueva serie de Netflix "Diablero"–, el artista tiene claro el rumbo que quiere seguir en su carrera. "Ahora que tengo 31 años veo mi trabajo como un propósito y ese es que cada día pueda mejorar la vida de otras personas [...]. Mi camino ha estado enriqueciéndose. El tiempo y la experiencia me han dado la libertad de escoger proyectos que alimentan mi alma", afirma el mexicano.

A inicios de este año, Uckermann confesó que se había tomado un descanso para desarrollar su parte creativa y que, incluso, se encontraba viviendo de sus ahorros. "Crecí literalmente frente a las cámaras y eso me dio herramientas para poder manejar muchas otras cosas del trabajo y de la vida. Conozco lo que es esforzarse y el valor del trabajo [...]. Mas allá de la actuación y la música, lo que más me alimenta es la filosofía y escribir hipótesis sobre la espiritualidad. Mi trabajo va de la mano con todo aquello espiritual que voy aprendiendo y que comparto con los que me rodean", finaliza.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ