Módulos Temas Día

"Los Increíbles 2" y otras familias con dones sobrenaturales

Este jueves llega a los cines esta secuela que mezcla a los superhéroes con los enredos maritales y hogareños

En 1995, justo cuando se cumplían los 100 años del nacimiento del cine, se marcó un nuevo hito en la pantalla. Se estrenó "Toy Story", que era mucho más que una película familiar: era el primer largometraje de animación digital de la historia. Y había una sorpresa mayor: la técnica no aplastaba la creatividad y la heterodoxia. Sus responsables eran los secuaces de Pixar. Este estudio se negaba a que la animación estadounidense dirigida a un público masivo se limitara a los cuentos de hadas y las aburridas buenas intenciones. También pretendía mirar, de tú a tú y con la frente en alto, a la locura, poesía y profundidad de las mejores obras japonesas del rubro (la gente de Pixar es fan declarada del cineasta y senséi Hayao Miyazaki).

De Pixar brotaron maravillas como "Intensa-mente" o "Coco". O cintas muy buenas como "Los Increíbles", cuyo humor y delirio suponían, además, una parodia amable y saludable del repetitivo mundo de los superhéroes, la convivencia doméstica y el interminable aprendizaje entre padres e hijos. Su secuela llegará mañana a los cines locales.

MAMÁ, NO NOS DEJES SOLOS
"Los Increíbles 2" está protagonizada nuevamente por los Parr, una familia con superpoderes. Con el fin de cambiar la percepción negativa que tiene la población sobre los seres con habilidades fantásticas, la señora Parr –una mujer elástica– es seleccionada para combatir el crimen en la ciudad, por lo que su esposo tendrá que lidiar solo con el desmadre que generan sus hijos en casa. Hasta que irrumpe el villano Screenslaver, quien es capaz de manipular a la población de manera telepática.

El calado de las producciones de Pixar tiene mucho que ver con lo que le permita el tema a sus creativos: en "Up" se retrata la crudeza de la vejez, en "Intensa-mente" se interpela a las emociones, ansias y angustias de una muchacha en crecimiento, y en "Coco" se aborda el lazo entre la vida, la muerte, el olvido y la memoria, siempre a través de planteamientos audiovisuales que merecen el aplauso.

Tal vez la saga de "Los Increíbles" no esté a la altura de esas cumbres, pero a su manera ofrece un espectáculo pleno de ingenio, desparpajo y una montaña rusa de acciones. Y lo más importante: en medio del vértigo, asoman sus personajes entrañables.

LINAJES PODEROSOS EN PANTALLA
La saga de "Star Wars"
Entre las influencias de George Lucas para concebir el universo galáctico, destaca la tragedia griega y sus luchas intrafamiliares: la sangre de los jedis es tanto una bendición como una maldición. Esa pugna se resume en la citadísima frase "Luke, yo soy tu padre".

Star Wars

(Foto: Lucasfilm)

"Dragon Ball Z"
Era como si la obra magna de Akira Toriyama hubiera cobrado vida propia: fue tal su éxito que la editorial y la televisora le exigieron que hiciera lo imposible por estirarla. Así los personajes comenzaron a tener descendencia. Los hijos de Gokú se llaman Gohan y Goten.

Dragon Ball

(Foto: Akira Toriyama)

"Logan"
El querido mutante con garras está enfermo y vive la etapa crepuscular de su existencia. Desde luego, Hollywood no iba a permitir que su historia termine ahí. Aquí asoma una niña que fue creada con sus genes. Hugh Jackman y Dafne Keen ofrecen dignas actuaciones.

Logan

(Foto: Marvel)

Tags Relacionados:

Día del Padre

Los Increíbles 2

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada