Módulos Temas Día

"Sharknado": la saga 'trash' que sedujo hasta a Donald Trump estrena sexta parte

La franquicia del sinsentido y los tiburones voladores estrena mañana. ¿Califica como un placer culposo?

En "Volver al futuro II" se viaja de 1985 al 2015. Un porvenir alternativo que se parece muy poco a nuestro presente: la gente no tiene torcido el cuello por la hipnosis de los celulares. En esa realidad paralela, además, se proyecta "Tiburón 19", un título inexistente en nuestro tiempo. Lo que tenemos en el horizonte, en cambio, es que mañana se estrenará "Sharknado 6", con sus tornados que convierten a los tiburones en amenazas voladoras. Es una saga que incurre con dolo y premeditación en el ridículo extremo y en el desprecio a cualquier sentido cinematográfico para configurar un universo propio. Es el consabido negocio de "es tan desastrosa que es buena". La frase irrita a algunos, y en otros no es para tanto. "Sharknado" sirve para pasar el rato. Esta franquicia se mira por televisión. El control remoto siempre será un salvavidas. Pero no es fácil ignorarla. Está presente en la cultura popular. Es una referencia.

"Sharknado 6" propone su propio periplo en el tiempo. Aquí se viaja al pasado. En la película aparecerán vaqueros, caballeros medievales y hasta dinosaurios. No importa el incumplimiento sistemático de las reglas básicas de la narración o que se siembren cabos sueltos con impunidad. O quizá se haga esto adrede. En esta incursión se intentará detener el primer huracán que lo desató todo. Sus creadores aseguran que es la última entrega de la franquicia.

El Comercio participó en una teleconferencia con Tara Reid, una de las protagonistas de "Sharknado 6". La actriz que se hizo famosa por "American Pie" (1999) –una saga que, aunque a algunos les cueste aceptarlo, cuenta con momentos de brillo audiovisual– tiene 42 años. Ella siempre apuntó su carrera hacia la mística del escapismo y el entretenimiento. Reid destacó de "Sharknado" su "sinsentido". También reconoció que, cuando leyó por primera vez su guion, sintió que estaba ante una historia brillantemente ridícula. Y dijo que le emociona que su personaje ahora tenga superpoderes y pueda volar, como si insinuara que no le interesa que "Los Avengers" nunca la llamen. El show debe continuar.

Pero Reid también sabe ponerse seria. Cerca del auge de #MeToo, el portal The Hollywood Reporter (THR) dio a conocer la desigualdad salarial que las actrices de "Sharknado" padecían. Reid reclamó por la diferencia monetaria, lo que algún efecto debió haber generado, porque luego ella no protestó más.

Otra singularidad es que Donald Trump estuvo cerca de figurar en "Sharknado". Un reportaje de THR señala que, en el 2015, se negoció con el magnate para que tuviera una breve aparición como mandatario. Entonces nadie preveía que se iba a convertir en el presidente de Estados Unidos. El productor David Latt recordaba que Trump estaba "emocionado" con la idea, lo que dice mucho del republicano. Hasta que el asunto se enfrió porque el millonario ya perfilaba su candidatura política. Había que cuidar la imagen.

Sharknado 6

Tráiler "Sharknado 6" (Foto y video: Difusión)

EL ARTE DEL DESASTRE
¿"Sharknado" califica como placer culposo? El debate está abierto. Se puede considerar muchos criterios. Para quien escribe, la nobleza, el candor y la inconsciencia son factores que deben ser ponderados.

Recientemente, el indescifrable Tommy Wiseau volvió a ser noticia. James Franco dirigió y protagonizó "The Disaster Artist" (2017), centrado en Wiseau y en su concreción de ese bodrio dramático, romántico y erótico llamado "The Room" (2003). Franco encarnó a Wiseau con respeto y talento, pero su carrera hacia el Óscar se cayó por una serie de denuncias de conducta indebida. Wiseau aparenta moverse en una dimensión paralela y no tener idea de nada.

"Sharknado", en cambio, no genera la misma sensación. Diera la impresión de que el derecho legítimo de apelar al cálculo está presente en la franquicia. Como sea, a sus gestores les resultó. Sus realizadores incluso se han esmerado en advertir las consecuencias nefastas del calentamiento global. El absurdo, los huracanes y los tiburones como vehículos de un mensaje a la conciencia.

DATO
Canal: SyFy
Estreno: domingo 19 de agosto, 9 p.m.

PÁNICO A LA NATURALEZA
Terror, absurdo y animales en la pantalla

En "Them!" (1954), la humanidad debe enfrentarse a una especie mutante de hormigas monumentales. Una joya de los efectos especiales en el arte de hacer que elementos minúsculos parezcan gigantes.

Them

(Foto: Difusión)

Para qué explicar. En "Los pájaros" (1963), Alfred Hitchcock se centra en el embrujo fílmico. Los roles se invierten: un personaje está encerrado en una cabina telefónica, como si estuviera en una jaula. Las aves lo atacan.

Alfred Hitchcock

Alfred Hitchcock (Foto: Difusión)

Una pareja planea robar en una mansión en "Eye of the Cat" (1969). Lo que no esperan es que una docena de gatos lucharán contra ellos hasta que corra sangre. A la fidelidad gatuna hay que respetarla.

Eye of the Cat

"Eye of the Cat" (Foto: Difusión)

Tags Relacionados:

Sharknado

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada