Irrfan Khan falleció tras una complicación en el tumor neuroendocrino que sufría desde 2018. (Foto: AFP)
Irrfan Khan falleció tras una complicación en el tumor neuroendocrino que sufría desde 2018. (Foto: AFP)
Alexandra Ojeda Briceño

author

alexandra.ojeda@comercio.com.pe

Antes que se volviera una estrella internacional por su participación en la película ganadora del Oscar “Slumdog Millionaire” (2008) y la nominada a la misma estatuilla “La vida de Pi” (2012), el actor indio había pasado buen tiempo trabajando para la televisión de su país y para algunas cintas de bajo presupuesto. Su muerte a los 53 años devuelve a la mirada a la gran hazaña de su carrera: ser uno de los pocos indios en alcanzar el éxito en y al mismo tiempo.

Desfilar por la alfombra roja de las mejores premiaciones del cine no era siquiera una ilusión cuando Irrfan Khan tenía sus objetivos fijados en el deporte. Tenía 20 años cuando fue seleccionado para el Torneo C.K. Nayudu ─uno de los más importantes del críquet de primera clase─ y solo pensaba en ser sucesor del histórico jugador indio del mismo nombre.

Hijo de una ama de casa y un vendedor de neumáticos, los sueños del actor parecían estar más cerca del críquet que del cine. Sin embargo, los escasos recursos de la familia no le permitieron participar del torneo y tuvo que abocarse a la actuación. Su buen desempeño en el oficio le permitió obtener una beca para la Escuela Nacional de Actuación en Nueva Delhi en 1984.

Una de las primeras apariciones de Irrfan Khan en el cine indio. (Foto: Difusión)
Una de las primeras apariciones de Irrfan Khan en el cine indio. (Foto: Difusión)

La oportunidad lo ayudó a ganar algunos papeles en la televisión india, donde trabajó hasta 2001, cuando fue fichado por el director británico de ascendencia india Asif Kapadia para protagonizar “The Warrior”. La producción ganó el Premio BAFTA a Mejor película británica e Irrfan Khan disfrutaba de las primeras miradas de la industria del cine local y extranjero.

Poco después, llegaron las cintas “Maqbool” (2003), “Chocolate: Deep Dark Secrets” (2005), “Un corazón invencible” (2007) y “Slumdog Millionaire” (2008). Esta última, dirigida por Danny Boyle, se llevó ocho estatuillas en los Premios Oscar del año siguiente, convenciendo a los incrédulos que Irrfan Khan había llegado al cine indio y estadounidense para quedarse.

Irrfan Khan y el elenco de “Slumdog Millionaire” en la alfombra roja de los Premios Oscar 2009. (Foto: AFP)
Irrfan Khan y el elenco de “Slumdog Millionaire” en la alfombra roja de los Premios Oscar 2009. (Foto: AFP)

Lo sucesivo fue su consolidación en Hollywood y Bollywood al mismo tiempo. El primer mercado lo conquistó con las películas “The Amazing Spider-Man” (2012), “La vida de Pi” (2012), “Jurassic World” (2015) e “Inferno” (2016). La aceptación de la crítica y la masiva difusión de estas producciones lo convirtieron en un rostro conocido en públicos internacionales como Europa y Latinoamérica.

El paso de Irrfan Khan por las galardonadas “Slumdog Millionaire” (2008) y “La vida de Pi” (2012) lo llevaron, incluso, a conseguir un logro inédito entre sus compatriotas: ser el primer actor de Bollywood en protagonizar dos películas que ganaron el Premio de la Academia al Mejor Director.

A pesar de su carrera en Hollywood, el actor indio nunca olvidó a su tierra y lideró proyectos reconocidos como “Paan Singh Tomar" (2010), ”The Lunchbox” (2013), “Haider” (2014), “Piku” (2015) y “Hindi Medium” (2017). Obtuvo el Premio Nacional de Cine de la India a Mejor actor en el 2013 y el Premio del Cine Asiático a Mejor actor en el 2014 por las dos primeras películas, respectivamente.

Irrfan Khan y su premio a Mejor actor en los Premios del Cine Asiático en 2014. (Foto: AFP)
Irrfan Khan y su premio a Mejor actor en los Premios del Cine Asiático en 2014. (Foto: AFP)

Su aporte a Bollywood traspasó su trabajo actoral y se reflejó también en el pensamiento liberal que tenía de su religión. A diferencia de la mayoría de estrellas indias, Irrfan Khan profesaba el “descubrimiento personal de la religión”, manifestándose en contra del fundamentalismo musulmán y promoviendo la libertad de fe.

Con una carrera asentada, el actor sufrió un revés en el 2018, cuando fue diagnosticado con un mal que cambiaría su vida hasta entonces. “Descubrir que he sido diagnosticado con un tumor neuroendocrino hasta ahora ha sido verdaderamente muy difícil, pero el amor y la fuerza de los que me rodean y que he encontrado dentro de mí me han traído a un lugar de esperanza”, escribió en Twitter aquella vez.

Durante la etapa asintomática del tumor, Irrfan Khan continuó con las grabaciones de la que sería su última película “Angrezi Medium” (2020), donde interpretaba a un empresario indio desaventurado que reunía todos los esfuerzos para conseguir que su hija estudiara en Londres. La cinta fue estrenada pocos días antes del confinamiento en la India a causa del coronavirus.

Irrfan Khan en su última película “Angrezi Medium”. (Foto: Difusión)
Irrfan Khan en su última película “Angrezi Medium”. (Foto: Difusión)

El 28 de abril, Irrfan Khan fue ingresado a la Unidad de Cuidados del hospital Kokilabene, en Bombay, por una infección de colon. La complicación de esta causó su muerte horas después, dejando de luto a su esposa Sutapa Sikdar y sus dos hijos Babil y Ayan, quienes días antes habían sufrido el fallecimiento de la madre del actor en la ciudad de Jaipur.

► Puedes ver las películas de Irrfan Khan en las siguientes plataformas:

Netflix:

  • “Slumdog Millionaire” (“Quisiera ser millonario”)
  • “The Amazing Spider-Man”
  • “Inferno”

Amazon Prime Video:

  • “Maqbool”
  • “Un corazón invencible”
  • “Hindi Medium”

Movistar+:

  • “Jurassic World”

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus: Famosos del cine y la televisión que dieron positivo

Coronavirus: Famosos del cine y la televisión que dieron positivo al COVID-19

TE PUEDE INTERESAR