"La La Land": conoce al peruano que trabajó en la película
"La La Land": conoce al peruano que trabajó en la película

Un peruano conduce por Los Ángeles, Estados Unidos, cuando una llamada desde su país natal lo inoportuna. (@jmoshk) se está dirigiendo a su trabajo en Igloo Music Studios y a continuar con la posproducción de “Guardianes de la Galaxia Vol. 2”, película que se estrenará en mayo de este año. Él reside en Los Ángeles desde hace una década y en su currículum figura que laboró en “”, el drama y comedia musical nominado a 14 premios Oscar. Este ingeniero especializado en producción musical responde la llamada distractora.

¿Cuántas veces has visto “La La Land”?

Como espectador, de principio a fin, solo una vez. Las escenas en las que trabajé sí las he visto miles de veces. La vi en una función especial para los equipos de música y coreografía que trabajaron en la película.

En la indispensable IMDB (Internet Movie Data Base) figuras como ‘Pro Tools engineer’ de “La La Land”.

Es un cargo un poco extraño, porque cuando hay que hacer grabaciones de orquestas para cine, esto tiene lugar en estudios especiales –con “La La Land” lo hicimos en el estudio Barbra Streisand de Sony, en Los Ángeles– y hay un cargo que se llama operador de Pro Tools, que es el software de grabación. Esta persona tiene que ser un experto, porque son muchos músicos y cada momento en el estudio implica miles de dólares. También trabajé en la grabación de algunas voces de Emma Stone y Ryan Gosling, e hice labores de edición en, por ejemplo, algunas tomas con piano.

¿Qué vibra se siente en un estudio como el Barbra Streisand?

Debe ser mi favorito. Cuando una orquesta está ahí y toca, suena como en las películas. Tiene un sonido especial. Tiene tanta historia esa sala. Y es gigante.

¿Cuál fue el mayor desafío técnico de grabar en una sala como esta?

Ninguno. Estoy acostumbrado. El desafío fue la película en sí, pues era nuestro primer musical. Entonces las cosas funcionaron de una manera un poco distinta. Nosotros, por lo general, aparecemos en la posproducción, pero un colega mío que grabó y mezcló la música estuvo involucrado desde la preproducción y en escenas como la audición del personaje de Emma Stone, quien cantó en vivo.    

¿Qué fue lo más fascinante del proceso?

Como era un musical, había que aprender de gente de otros departamentos. Algo fascinante es que es un equipo joven. Damien Chazelle, el director, tiene mi edad –32 años–, y Justin Hurwitz, el compositor, es contemporáneo a él. Se formó un grupo bonito que ojalá se mantenga y siga por muchos años más.

¿Cómo calificarías la voz de Emma Stone?

Es tal cual como suena en la película. Es súper talentosa. Como te decía, en la famosa escena de la audición de su personaje, todo fue en vivo, sin retoques.

¿Y la voz de Ryan Gosling?

Tiene un estilo como de crooner, con un tono medio bajo. Se mantuvo muy natural en su primera película como un cantante de verdad.

Justin Moshkevich (izq. extrema) junto a parte del equipo que laboró en "La La Land". Al medio, el compositor Justin Hurwitz, nominado a 3 premios Oscar gracias al filme.

¿Trabajaste de manera cercana con el director Damien Chazelle?

No directamente. Mi colega trabajó de manera más directa con él. Sí estuve con él durante la grabación de la orquesta.

¿Qué estabas haciendo cuando te enteraste de las 14 nominaciones al Oscar que obtuvo la película?

Me levanté, leí las noticias, revisé el Facebook. Todo está sucediendo por etapas. Los triunfos en los Globos de Oro también fueron una sorpresa. Ahora que hablamos de Damien, recuerdo cuando él recibió su primera gran noticia –“La La Land” había sido seleccionada por el Festival de Venecia–, los productores se lo estaban contando y yo estaba ahí, escuchando ‘solapa’.  A partir de ese punto, la película solo ha ido hacia arriba. Por eso lo de los Oscars tampoco fue una gran sorpresa.

¿De dónde proviene tu fascinación por el sonido?

Yo me considero músico, antes que nada. Desde chico escuchaba música. De pequeño me gustaba mucho Michael Jackson. Su etapa entre “Bad” y “Dangerous” está entre mis primeros recuerdos musicales.

¿Cómo te decantaste por la ingeniería de sonido?

Pasa que yo estudié en el Berklee College of Music del 2004 al 2007 e hice dos carreras: Composición para Películas e Ingeniería de Producción Musical. Mi intención inicial era ser compositor para cine. A través de un contacto, le escribí a un compositor de Los Ángeles, preguntándole si buscaba un asistente o lo que sea. Él me contestó: “No busco un asistente, pero el señor que mezcla mis ‘scores’ siempre busca gente de Berklee”. La vida me ha llevado más por el lado de la ingeniería de la producción y mezcla, y la verdad es que me resultó, porque, tras conocer cómo es la industria, creo que la composición no es lo mío: con mucha gente diciéndome qué hacer con la música, creo que no sería lo mejor para mí.

También has venido trabajando en el show de Cirque du Soleil inspirado en Soda Stereo. ¿Cómo va ese proceso?

Acabamos de terminar. Aquí somos una suerte de equipo socialista y democrático, y nos asistimos entre todos. No soy uno de los involucrados principales de este proyecto, pero sí estuve trabajando en la mezcla para el formato de sonido 9.1 del set.

Cuéntanos sobre el trabajo con los materiales de Cerati.

Soda Stereo es una de mis bandas favoritas. Tuve la oportunidad de conocer a Zeta, a Charly y a su equipo cercano. Estar con ellos y escuchar los solos de guitarra o las voces aisladas fue un privilegio, y se aprende de cómo ellos hacían las cosas. Presenciar cómo explota toda esa magia fue bastante emocionante.

La imagen de la portada de tu cuenta en Facebook es el célebre fotograma de “Un perro andaluz”, del director Luis Buñuel, en el que se está apunto de cortar la retina de un ojo con una cuchilla. ¿Por qué esa imagen?

Luis Buñuel es mi artista favorito por encima de cualquier disciplina. Por encima de cualquier músico, yo prefiero a Buñuel. Siento una gran afinidad por su arte, su irreverencia o sentido del humor. Soy como que muy frío cuando leo libros o veo películas, no me río mucho, pero cuando leí las memorias de Buñuel, “Mi último suspiro”, me reía.

Musicalmente, ¿Lima y el Perú qué te aportan?

Hace poco fui a Lima y arrasé con los vinilos de un puesto entre Quilca y Wilson. Me llevé unas ‘joyazas’ de Raúl García Zárate, me compré el primer disco de Los Mirlos, así como materiales de Chacalón, Los Morochucos y Tito Chicoma. Todo lo antiguo me encanta. Es, para mí, lo mejor que tiene el Perú, que nunca fue tan rock o pop. Me gusta esa cosa directa con el público, sin muchos intermediarios, como lo que hacían Chacalón o Juaneco y su Combo. La música popular peruana es el verdadero arte. Nunca va a haber música folclórica mala. Ahora estoy conectado a esta expresión de una manera distinta.

MÁS DATOS

-Pueden seguir a Justin Moshkevich en sus cuentas en Instagram (www.instagram.com/jmoshk) y Twitter (twitter.com/jmoshk).

-Él ha trabajado en películas como "Watchmen", Warcraft" y la cinta nacional "Magallanes".

-También colaboró con Los Tigres del Norte, la banda mexicana, en su disco "MTV: Unplugged", que ganó un Grammy Latino en Mejor álbum norteño y un Grammy en la misma categoría.

TAGS RELACIONADOS