Juan Carlos Fangacio

Si alguien en Chile podía atreverse a llevar a la pantalla al poeta y Nobel de Literatura Pablo Neruda, ese era su tocayo, Pablo Larraín. En su aún corta carrera, el realizador se las ha ingeniado para trabajar con destreza temas complejos: lo hizo en “No”, sobre el plebiscito de 1988 que puso un freno al régimen de Pinochet; en “El club”, sobre el caso de sacerdotes católicos pedófilos; o en la reciente “Jackie”, ‘biopic’ de Hollywood sobre Jackie Kennedy.

► 

En el caso de “Neruda”, hay otro detalle por anotar. Aunque primero estrenada como película, la producción ahora toma la forma de una miniserie de cuatro capítulos. Un formato que, de hecho, parece más cercano a su concepción original.

“Cuando hicimos el guion, este era mucho más largo, excedía el minutaje promedio de un largometraje”, explica el propio Larraín en una conferencia telefónica en la que participó El Comercio. Por eso, desde el inicio del rodaje Larraín y su equipo sabían que la historia sería editada en un formato más extenso.

El cineasta agrega que la miniserie –protagonizada por Luis Gnecco, en el papel del poeta, y por Gael García Bernal– incluye “una gran cantidad de escenas preciosas que quedaron fuera y también varias otras rodadas luego, pero que era importante añadir”. El resultado es un relato con subtramas mucho más fuertes y personajes secundarios con más cosas que decir.

UN HOMBRE, UN UNIVERSO
Larraín, quien ha repetido hasta el cansancio que “Neruda” es una especie de ‘antibiopic’, asegura que la serie mantiene dicha esencia, pero con más historias intercaladas, lo que le permite tener mayor ritmo. “Continúa teniendo el alma que tenía la película, pero con un diseño más televisivo”, señala.

La historia, que cuenta la persecución política sufrida por Neruda durante el gobierno de Gabriel González Videla en los años 40, apuesta por recoger el ambiente de una época y penetrar en el legado nerudiano como fenómeno. “Lo primero que hice fue escapar del anhelo de capturar a la persona. No creo que sea posible hacerlo así –dice Larraín–. Por eso, en vez de realizar un homenaje hipernaturalista, la serie opta por absorber su biografía y meterla en un relato. Cuando cuentas una historia de época, lo haces desde tu esencia, desde tu edad, desde tu perspectiva en la actualidad”.

Para empaparse del personaje, Larraín ha recurrido a una enorme cantidad de material: las memorias del autor en “Confieso que he vivido”, antologías poéticas, testimonios de quienes lo conocieron y más. “Siendo chileno, comprenderás que Neruda está en todos lados: en el agua, en el aire, en los papeles. Es una enorme presencia”, culmina. Por eso retener apenas uno de los tantos episodios de su vida es una propuesta de por sí ambiciosa.

MÁS INFORMACIÓN

Canal: Fox Premium Series. 
Horario: viernes 12 de mayo, 19 de mayo, 26 de mayo y 2 de junio, a las 10 p.m.

Los capítulos estarán disponibles en la app premium de Fox.

TAGS RELACIONADOS