"The Irishman" es la mejor película de gángsters de Scorsese, para el crítico de El Comercio. (Foto: Netflix)
"The Irishman" es la mejor película de gángsters de Scorsese, para el crítico de El Comercio. (Foto: Netflix)
Sebastián Pimentel

No resultaba raro que, mucho antes de su estreno, “The Irishman” (“El Irlandés”) fuera considerada una de las producciones más importantes del año. Bastaba saber que era una película de gánsteres realizada por el mismo grupo de artistas que renovó el género en los años setenta, y le dio su forma icónica en los últimos 40 años. Era difícil que una película que reunía a Martin Scorsese, Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci saliera mal.

“The Irishman" se basa en el libro que Charles Brandt escribió en base a las confesiones de Frank Sheeran (De Niro), uno de los sicarios de la mafia italoamericana en los años sesenta y setenta. La historia es entonces un revelador repaso por la trastienda política y criminal de los EE.UU., y en ella tiene un papel estelar la figura de Jimmy Hoffa (Pacino), poderoso líder sindical misteriosamente desaparecido en 1975.

Mucho hay por decir de esta obra maestra. Es una película de tres horas y media que cuenta la vida de sus personajes en retrospectiva. Es decir, Scorsese no filma tanto el presente, sino el pasado, con toda la carga evocativa y a la vez mórbida que supone. En ese sentido, la fotografía de Rodrigo Prieto se acerca a la de Gordon Willis en “El padrino”: está más cerca de los claroscuros de Rembrandt, de tonos sepias y oscuridades densas.

Y ese tenebrismo, ese aliento fúnebre persigue como una perenne aureola a Sheeran, el personaje omnisciente, gigante recio y de pocas palabras, veterano de la Segunda Guerra Mundial que es adoptado por Russell Bufalino (Pesci). Este último es un Mefistófeles, gran capo de la Costa Este que secuestra el alma de este irlandés que hace de Bufalino su señor. Hay algo fáustico en este trato entre Sheeran y Bufalino, y algo trágico también.



Scorsese no filma tanto el presente, sino el pasado, con toda la carga evocativa y a la vez mórbida que supone.

En efecto, lo trágico tiene que ver sobre todo con la intervención de Jimmy Hoffa (Pacino), líder del sindicato de camioneros de Estados Unidos que se alía con la mafia. Sheeran es prestado por Bufalino a Hoffa, quien adopta a Sheeran como guardaespaldas personal, y con quien forma una estrecha amistad. Sheeran se verá entonces atrapado entre dos religiones, la de Bufalino y la de Hoffa. ¿Cuál es la que debe prevalecer?

Y si la esencia de la tragedia implica afrontar una situación imprevista, pero que conduce a una decisión fatal, esta es una tragedia modélica. Lo interesante es que Scorsese le da un matiz personal, con un comentario sobre el rol de la mafia en la historia de EE.UU. –que va de las luchas sindicales hasta el asesinato de J. F. Kennedy– y con una reflexión sobre el paso del tiempo y lo que este conlleva: el dolor, la soledad, la muerte.

A esto se añade un ritmo más lento del habitual para una película de gánsteres, aunque con una intensidad más íntima. La fuerza del tiempo recobrado imprime una morosidad, una textura añeja redoblada por el rejuvenecimiento de los personajes –artilugio de las nuevas técnicas de digitalización–, que gracias a la estructura de tiempos permutados entre pasado y presente juegan a contrastarse con los rostros de la vejez.

“The Irishman” es, probablemente, la mejor película de gánsteres de Scorsese. Logra conjugar a la perfección el genio de tres actores icónicos. En ese sentido, el trabajo de Pesci es el más sorprendente, ya que se aleja de sus registros anteriores para hacer un personaje casi mudo, que gobierna el mundo con la mirada. Pero “El Irlandés” es también una película mística, muy católica, que de alguna manera es el otro lado de “Silencio” (2016), magistral incursión de Scorsese en las misiones jesuitas del siglo XVII. Ambos títulos tratan sobre la claudicación y la resistencia interior, sobre la ambigüedad de las acciones en su fidelidad a las propias convicciones, sobre el sufrimiento y la necesidad del perdón.

LA FICHA

Título en América Latina: “El irlandés”.

Género: drama, crimen.

País y año: EE.UU., 2019.

Director: Martin Scorsese.

Actores: Joe Pesci, Robert de Niro, Al Pacino, Ana Paquin.

Calificación: ★★★★★