Rómulo Assereto (centro, arriba) interpreta a tres personajes diferentes en "Historias Virales". (Foto: El Comercio/YouTube)
Rómulo Assereto (centro, arriba) interpreta a tres personajes diferentes en "Historias Virales". (Foto: El Comercio/YouTube)
Daniel Goya

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Los profesores de la Facultad de Derecho de la Pontifica Universidad Católica del Perú pueden testificar que el actor se aprendió la Constitución peruana antes que cualquier libreto. Abogado graduado y también profesor de futuros hombres de leyes en la PUCP, Assereto reconoce que haber pasado por la facultad de Derecho le ha servido cuando un papel demandaba conocer de leyes.

“En ‘Historias virales’ uno de mis personajes es un abogado que ayuda a hacer un anticipo de legítima, y cuando recibí el guion de Carlos Carlín y de Gabriel Iglesias les ayudé a afinar algunos términos legales para que haya mayor verosimilitud en el texto. En alguna oportunidad, durante una obra me consultaron también si las cosas legales que se decían tenían sentido”, recuerda Assereto.

Aparte de ser un abogado, en “Historias virales” Assereto también interpreta a un líder de una comunidad espiritual que engaña a sus participantes para hacerse de dinero y propiedades. “Es una especie de gurú, pero en realidad quiere lucrar; para este papel me vi el documental sobre Osho, ‘Wild wild country’, y también el de ‘Bikram: Yogui, gurú depredador’, donde se cuenta que el fundador de este tipo de yoga tiene muchísimas denuncias por abuso y acoso sexual”, señala el actor.

El tercer personaje en esta trinidad audiovisual es Vico, un joven empleado que ha tenido que adaptarse a la modalidad del teletrabajo. “Lo interesante es que la empresa se viene abajo y todos los trabajadores se unen para empezar un nuevo proyecto y para reinventarse”, explica. “Las historias están tiradas hacia la comedia y en algún momento tienen que lidiar con algo que es su opuesto y eso es lo que los pone en drama, en conflicto”, agrega.

Para Assereto resultó raro actuar frente a una cámara completamente solo. “Incluso cuando trabajas en la televisión o en el cine, frente a cámaras, sabes que estás rodeado de gente, está el director, no en el escenario o muy cerca, pero sabes que está detrás de una cámara. Pero ahora, por lo menos en los primeros capítulos, yo estaba completamente solo, grabando por Zoom; era una sensación muy extraña”, indica.

LA VIDA ANTES DE LA PANDEMIA

Cuando se decretó la cuarentena Assereto estaba a muy pocos días de estrenar “El cuidador”, una obra escrita por Hadold Pinter y que estaba bajo la dirección de Mikhail Page. “Fue muy frustrante, porque pensábamos que la cuarentena iba a durar dos semanas, y luego vinieron dos semanas más, y dos más, y dos más. Nosotros pensábamos que íbamos a poder estrenar, que íbamos a retomar los ensayos y que el mundo volvería a la normalidad”, reconoce.

LA ACTUACIÓN EN UNA VIDEOLLAMADA

“Las personas que hacemos teatro nos hemos tenido que adaptar a hacer obras por internet, porque era eso o no hacer nada; he visto cómo salen adelante propuestas nuevas, y eso me parece muy valioso, aunque no estoy seguro de si estamos inventando un nuevo lenguaje, porque ya existía el lenguaje del cine, de la televisión en vivo, y es lo que estamos usando en estos tiempos”, finaliza.

VIDEO RECOMENDADO

Rodrigo González y Gigi Mitre se burlan de Tefi Valenzuela por su "acento mexicano" -ojo

TE PUEDE INTERESAR