Día del Padre: Santiago Roncagliolo recuerda a su papá ‘progre’
Día del Padre: Santiago Roncagliolo recuerda a su papá ‘progre’

No hay nada más frustrante que tener un padre progre. Cuando , nunca pude rebelarme. Si salía hasta las ocho de la mañana y volvía borracho, a mi padre le parecía normal. Él era incapaz de ejercer autoridad. Y por lo tanto, yo era incapaz de escandalizarlo como me habría gustado.

Cuando yo tenía 17 años, Alberto Fujimori dio un golpe de Estado. Y por primera vez encontré una forma de cuestionar a mi padre. Volví a casa y dije: "me parece muy bien el golpe porque todos los políticos son unos inútiles. Deberían largarse a su casa".

Mi padre se puso furioso. Como si me hubiera encontrado drogas. De hecho, encontrarme drogas no le habría importado. Pero tener un hijo de derechas le parecía inconcebible. Gritó, me insultó, casi me bota de la casa. Mi apoyo al golpe no duró más de 24 horas. Rápidamente entendí que esa gente era muy siniestra. Pero en casa, fingí durante meses que seguía a favor solo para fastidiar. Al fin podía cumplir mi sueño:

LEE TAMBIÉN...