Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Libros

Dross: YouTube fue un medio para ayudarme a publicar mis libros

Este viernes el youtuber Dross presenta en la FIL "Festival de la blasfemia", una aventura ambientada en el infierno

Dross: YouTube fue un medio para ayudarme a publicar mis libros

Dross: YouTube fue un medio para ayudarme a publicar mis libros

A sus 34 años, Ángel David Revilla (34) es una estrella de la plataforma YouTube. Puede que nunca hayas escuchado ese nombre, pero seguro has leído su apodo: Dross. Sus historias de terror han sido vistas más de 1,655 millones de veces. Vive en Argentina desde el 2007, extraña su natal Venezuela, a sus amigos y la comida típica. Él, que se presenta esta tarde en la Feria Internacional del Libro de Lima, conversó con El Comercio.

-La mayoría de libros que salen hoy en día, si hubiesen sido publicados hace 500 años, motivarían tortura y ejecuciones a sus autores. En el caso de "Festival de la blasfemia", ¿le habrían dado a usted el tratamiento usual o se habrían ensañado?

Creo que me habrían hecho el honor de darme un tratamiento bastante brusco por ese libro, y hubiera sido injusto, porque el libro en sí no es negro; el personaje es oscuro y malo. Pero bueno, ellos no razonaban esto como bien sabes. Sí, me habrían dado el tratamiento inquisitorio completo de la A la Z (risas).

-Usted empezó a difundir sus ideas primero con un blog, de texto, y después en YouTube, con videos. ¿Podríamos decir que con esta novela y la anterior, "Luna de Plutón", está volviendo a sus orígenes?

Sí, de hecho. Estoy volviendo a mis orígenes, porque yo amo escribir. Es un poco brusco decirlo, pero YouTube fue, más bien, un medio para ayudarme a publicar mis libros. Yo decía: 'si me hago famoso en YouTube voy a conseguir que una editorial, como decimos en Venezuela, "me pare bola", y así voy a poder cumplir mi sueño de escribir y vivir de esto'. Obvio, tanta agua corrió bajo el puente que me enamoré también un poco de YouTube, pero cierto es que mi gran meta es escribir.

-¿Qué diferencias hay entre el público que lo leía y comentaba en el blog con el público de YouTube?

Es incluso un cambio de época muy fuerte, porque yo cuando escribí el blog era el año 2000, en el 2005 lo reedité también. Hoy es el 2016, así que la cultura de internet, la cultura pop es completamente distinta. Hoy la gente consume mucho redes sociales, vive mucho por internet, hace mucho sus relaciones a través de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat. Es otra idiosincrasia, otro folklore.

-Tengo entendido que la atención de la gente es más volátil, uno tiene que competir para tratar de cautivarlos y no perderlos.

Sí. Más que competir… la verdad es que no compito; es entretenerlos siempre. Es trabajar, quemarte las pestañas trabajando para entretenerlos, porque la gente tiene mucha hambre de eso. La gente hoy en día apaga un poquito el televisor y se pone a ver por internet, es como un gigantesco y omnisciente Netflix para todo el mundo. Ellos esperan que yo, tres veces a la semana, suba mis videos y los entretenga, esa es la gran lucha, la gran competencia contra el tiempo.

-La edición de su último libro tiene tapa dura, es bastante lujosa. Me parece poco común que un libro en su primer tiraje tenga una edición tan llamativa.

La verdad es que Planeta me hizo el honor de hacer una edición muy llamativa, debido al éxito que tuvo mi primer libro, "Luna de Plutón". Me dieron este placer inmenso, este honor, que es publicarlo en tapa dura. Cuando lo vi dije 'wow, gracias por hacer una edición tan dedicada y bella'.

-¿De dónde viene esta fascinación que tiene por las historias de horror?

Desde que era niño me gustaba leer historias de terror, de Anne Rice, Stephen King, Agatha Christie… aunque Christie es más de misterio, pero tiene personajes que pueden ser muy horrorosos. Después salté a las películas de terror ochenteras, me encantaban. Entonces por ahí nació esa pasión que se vio reavivada cuando en internet aparecieron los 'creepypastas', esas historias de terror modernas que se escriben anónimamente. Me encantó tanto que cuando estaba en condiciones, en mi canal de YouTube empecé a editar mi propio producto de terror. Es de toda la vida este amor por el misterio.

-¿Qué tiene que tener un 'creepypasta' para que destaque sobre otros?

Tiene que ser escrito de manera anónima. Ya por ahí le da en el golpe en el corazón a mucha gente, porque uno quiere que se le reconozca su autoría, pero no. Tiene que ser anónimo para que pase como si pudiera ser algo real. (…) Por lo general se escriben en primera persona. Y aunque sea una historia nacida, fecundada de tu imaginación, tienes que escribirla como si fuera algo real, como si fuera una de estas películas documentales falsas de internet, los found footage como "La bruja de Blair", pero escrito. Y tienes que jurar hasta el final que eso es real aunque no lo sea. Eso es un creepypasta.

-¿Imagino que en Venezuela, donde creció, existen varias leyendas urbanas que le impactaron cuando era chico?

 Sí, sobre todo el Silbón.

-¿Quién es ese?

Es una persona, tiene una historia muy macabra, muy directa para narrártela (clic aquí para más información), pero te digo una cosa: cuando él se te aparece, si lo escuchas silbando… él tiene un silbido muy especial, muy melodioso. Si lo escuchas fuerte, está muy lejos, pero si lo empiezas a escuchar suave (Dross empieza a silbar), es que está cerca de ti. Y, obviamente, cuando llega el eminente momento en que se te aparece, moriste. Como decimos de manera vulgar, 'cag…'.

-El infierno que muestra en su novela corta es bastante estructurado, burocrático.

Porque la burocracia es una basura, entonces el infierno es así exactamente. Es como esa pesadilla burocrática de la Tierra, pero 20 veces más viciosa en el infierno (risas).

- Me parece curioso que Melchor, el protagonista, trabaje para ganarse un lugar en el infierno. Es común escuchar que la gente haga cosas aquí en la Tierra, pero para ganarse el cielo.

Exacto, es todo lo contrario. Esa es la ironía.

-Melchor, me parece, es descrito como un "pelotudo". ¿No se sintió tentado a crearlo como alguien no tan miserable?

Es que es una especie de parodia a ese tipo que "se la cree". ¿Nunca te has encontrado en la vida con alguien que se cree la gran cosa sin ningún motivo para serlo? Bueno, Melchor es exactamente eso, parece una persona muy amenazante, y lo es, es un nigromante poderoso, pero a la hora de la verdad, el tipo no vale para medio. Es el tipo que cuando ve al espejo se cree un león, pero en realidad es un gatito chiquito.

-¿Qué es lo que ha aprendido sobre escribir ficción desde que sacó su primer libro?

Lo que he aprendido es que a mí me fascina escribir una historia sin saber cómo va a terminar. Eso es como zarpar en una balsa al mar y no saber a dónde vas a ir, como ir al nuevo mundo hipotético y no saber con qué tormentas te vas a encontrar. Esa es la mejor manera de escribir porque tú te diviertes y la trama, a pesar de que tú la vas creando cuando escribes, es una sorpresa para ti mismo, incluso cuando se muere un personaje.

-¿Qué es lo que podemos esperar de su presentación en la Feria del Libro de Lima y el posterior Horror Fest?

Prometo que voy a devolver con creces, voy a hacer un esfuerzo bestial por devolver todo el cariño que me dieron cuando llegué al aeropuerto. Quiero estar con la gente, quiero atender a la mayor cantidad de personas posibles y voy a dejar la piel ahí pegada para retribuir tanto amor que Perú me ha dado.

DATO

Dross presenta "Festival de la blasfemia" este viernes a las 6:00 p.m. en el auditorio Blanca Varela de la FIL.

El sábado 23, Dross será entrevistado en vivo durante el Horror Fest. A las 4:00 p.m. firmará autógrafos. El evento se realizará en el centro de convenciones Zentro (Bolivia 266, cercado de Lima). Entradas a la venta en la Librería Xerox del Centro Comercial Arenales (tienda 3-10).

LEE MÁS EN LUCES


Tags Relacionados:

YouTube

FIL Lima

Dross

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada