Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Libros

FIL Lima: Jerónimo Pimentel presentará “Estrella solitaria”

¿Cuánto nos acerca la imitación al artista que soñamos ser? Pimentel intenta responder la pregunta con rabia y humor rockero

FIL Lima: Jerónimo Pimentel presentará “Estrella solitaria”

FIL Lima: Jerónimo Pimentel presentará “Estrella solitaria”

¿Cuán parecido es el imitador de una estrella de rock al ídolo mismo? ¿Cuánto nos acerca la mímesis a lo que en verdad queremos ser? Es curioso, porque si bien la imitación se considera un proceso básico de aprendizaje, la impostura resulta muy mal vista. En "Estrella solitaria", la nueva novela de Jerónimo Pimentel, un grupo de furiosos universitarios viven la impostura como una necesidad evolutiva, un disfraz para encajar. Queriendo ser estrellas de la música sin siquiera saber tocar y teniendo como santo patrón al músico español Nacho Vegas, ellos intentarán salvar la abismal diferencia entre el creador y su afanoso imitador.

—¿Por qué la imitación puede ser una obsesión vital?

Mis personajes están atados a la idea de que la imitación, la importación de costumbres, la impostación de palabras, les permitirá trascender la realidad en que viven.

—Protagonizan la novela estudiantes de Literatura de universidades privadas, gente sobreinformada que, a la vez, muestran una sensibilidad lumpen. ¿Cómo explicas esa fórmula?

Es una fórmula rara, pero que vi mucho. Entre la generación perdida de los años 80 y la más optimista del 2000, hay una generación de transición que lidió con una formación clásica y humanista, brindada en la Católica, en la de Lima o en San Marcos, pero con una muy compleja experiencia social. Chicos que nacieron en la época de Sendero, que "debutaron" cuando sus padres los llevaron a burdeles. Llevar esta contradicción es complicado, sobre todo en un país donde el machismo, la misoginia, el racismo y el clasismo son elementos muy presentes.

—La misoginia está muy presente en el libro. Sorprende el grado de violencia contra las mujeres...

Una violencia sobre todo verbal, que tiene que ver con un ansia sexual frustrada y que en muchos casos se liga con una homosexualidad reprimida. Había un serie de fronteras que el deseo debía atravesar y que no tenía los canales correctos. Hace 25 años era muy difícil asumir una salida del clóset, por ejemplo. Ahora no es fácil, pero la sociedad está dispuesta a aceptarlo. En la novela, los personajes son misóginos, pero a la vez todo su falocentrismo atenta contra ellos mismos. No hay masculinidades más amenazadas que las de ellos mismos. Ellos se sienten disminuidos frente a todo lo que les amenace socialmente. Desde la narrativa, me interesaba ver cómo se valida esa minusvalía social desde una posición jerárquica alta, pues son hijos de una clase media alta con acceso a la cultura y a los bienes de consumo. Y sin embargo, no saben cómo relacionarse entre ellos, ni con las mujeres, ni en sus trabajos. Lo único que les queda son las ilusiones de la industria musical y literaria. Quieren ser estrellas de rock pensando que eso puede redimir lo que han fallado en sus vidas.

—¿Por qué elegiste a Nacho Vegas como la voz cantante del libro?

Nacho Vegas es un autor que me gusta mucho. Es lo mejor del rock independiente español con mucho. No le dio miedo nunca componer rock en castellano. No tiene una voz prodigiosa, pero sí letras muy inteligentes. A la vez, es un personaje tan hecho de impostura (la foto a contraluz, el pelo cayendo sobre la cara), es un personaje tan construido que me parecía el arquetipo ideal para desarrollar la diferencia entre una estrella de rock y un imitador.

—Pronto vendrá a Lima. ¿Piensas seguirle la pista?

Es una cosa muy curiosa. Este libro lo escribí en el 2011. Y por distintas circunstancias es publicado cinco años después, coincidiendo con el concierto de Nacho Vegas. ¡Es algo que no puedo creer! Por supuesto que lo seguiré. Ya contacté a sus productores para hacerle llegar el libro y si es posible, le pediré una entrevista. Apelaré a mi credencial de periodista de El Comercio. Si hay suerte, por allí que Nacho Vegas se anima a ponerle música a la letra que escribo en la novela [ríe]. ¡Eso es atentar la realidad desde la literatura!

LA PRESENTACIÓN
Lugar: Sala Ciro Alegría de la FIL Lima. Jesús María.
Día y hora: 28 de julio, 8 p.m.
Presentadores: Alonso Cueto y Jeremías Gamboa.

Tags Relacionados:

Jerónimo Pimentel

FIL Lima


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada