Módulos Temas Día

Bellas Artes cuenta su historia en un libro fundamental

Al cumplir un siglo de creación, la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú comparte su historia. Este libro repasa los antecedentes de su fundación hasta sus años dorados.

Dos celebraciones de centenarios testifica aquella frondosa higuera plantada en el tercer patio (llamado también del pilón) del otrora franciscano local de Las Recogidas, en la esquina del Colegio Real del Centro Histórico de Lima. La primera, en 1921, cuando se cumplían 100 años de la proclamación de la independencia del Perú, bajo la activa participación de su recién fundada Escuela Nacional de Bellas Artes. La segunda la conmemora abril, mes en que la Ensabap celebra un siglo de historia, que es también la del devenir de las artes en nuestro país.

"Centenario 1918-2018", imponente libro cuya edición fue celebrada en la reciente feria Art Lima, presenta un importante recorrido histórico por las etapas que marcaron la primera y más importante escuela nacional de enseñanza del arte en nuestro país. Fue en mayo del 2017 cuando se inicia la investigación para este volumen fundamental, según detalla el historiador del arte Pablo Cruz. Fotografías y archivos de la propia Ensabap y del Museo de Arte de Lima, colecciones particulares, declaraciones de alumnos, docentes y familiares derivaron en abundante información, alguna inédita y extraviada en el tiempo.

—La buena semilla—
Detalla Cruz que la escuela se fundó sobre la base de experiencias que se sucedieron previamente. La Academia Concha que impartía clases de arte en la Biblioteca Nacional bajo la mirada de Ricardo Palma; la destacada participación de artistas peruanos (Daniel Hernández y Alberto Lynch) en la Exposición Universal de París de 1900; y el retorno a Lima de artistas como Teófilo Castillo (1906), quien no solo abrió su propio taller en la Quinta Heeren sino que inició el debate sobre la necesidad de una escuela de arte nacional, fueron algunos de los hechos que animaron el ambiente cultural de principios del siglo XX.

El joven historiador detalla en su investigación que fue Luis Astete y Concha quien crea la Sociedad de Bellas Artes en 1916, para al año siguiente, en el Primer Salón de Invierno que reunió a muchos artistas aficionados, declararse un hito importante: el presidente José Pardo y Barreda anuncia que gestionará la venida de Daniel Hernández (artista peruano residente en París desde 1883), quien desde Francia, en marzo de 1918, se comprometió a organizar y dirigir en Lima una academia de dibujo y pintura. Nace así la Escuela Nacional de Bellas Artes, bajo el modelo de la École de Beaux Arts de París. "Todo indica que Hernández eligió el lugar. Era una persona mayor y no solía salir mucho al campo. Y como en pintura el aprendizaje al aire libre es importante, prefirió un espacio conventual, por sus patios. El último, precisamente, era una huerta", explica Pablo Cruz, sobre el local que por 100 años ha acogido a la Ensabap.

La escuela se inauguró el 15 de abril de 1919, bajo la dirección de Hernández, quien anunció que buscarían crear un "arte nacional", tan importante como el que se desarrolló en tiempos prehispánicos.

Muchos fueron los docentes contratados (entre ellos el escultor español Manuel Piqueras Cotolí, quien dio a la fachada de la escuela ese estilo neoperuano), pero entre ellos no figuró Teófilo Castillo, quien tras la Guerra del Pacífico lanzó la idea de crear una escuela de arte con identidad nacional. Fue este el primer momento crítico que la escuela del Jr. Áncash vivió, aunque no el único. A lo largo de las 350 páginas que contiene "Centenario 1918-2018", estudiosos como Luis Eduardo Wuffarden, Ricardo Kusunoki, Augusto del Valle y María Eugenia Yllia repasan los hitos que marcaron el devenir de la Ensabap, a cargo de sus directivos, desde Hernández, pasando por el indigenista José Sabogal, el modernista Germán Suárez Vértiz, hasta Manuel Ugarte Eléspuru y los años dorados de la escuela. El libro pone especial atención al fino tramado tejido desde las posiciones de poder que se dieron en medio del entendimiento (o no) entre el arte, la cultura y la política. Un libro que pinta la historia del arte y del Perú también.

LA AGENDA DE BELLAS ARTES
* En mayo
La Ensabap organiza mesas de diálogo sobre la historia de Bellas Artes. Estas se realizarán en la sede central de la escuela, los viernes 4,11,18 y 25 de este mes.

Medio año
El próximo junio se presentará la moneda conmemorativa por el centenario de Bellas Artes, y en julio, durante la Feria Internacional del Libro de Lima, se lanzará la colección "Textos fundamentales de arte peruano".

* Año de exposiciones
En agosto, se realizarán la muestra de docentes de la Universidad Diego Quispe Tito (Cusco) y la de profesores bellasartinos (Centro Cultural de Bellas Artes), además de la exposición posfotografía de estudiantes en el MAC de Barranco.

En setiembre, el Icpna recibirá las muestras "Binomio Arte/Educación" (sede Lima Centro) y "Central" (en Miraflores, bajo la curaduría de Max Hernández Calvo y Augusto del Valle). Este mes también se entregará la medalla Daniel Hernández. En octubre, tres muestras más se montarán en espacios como el C.C. Ricardo Palma. Las celebraciones culminarán en noviembre con una gran exposición en el MALI.

Sobre el libro

Título: “Centenario 1918-2018”
Autores: Pablo Cruz, Luis E. Wuffarden, Ricardo Kusunoki, Augusto del Valle y María Eugenia Yllia.
Editorial: Ensabap
Páginas: 350

Tags Relacionados:

Bellas Artes

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada