Módulos Temas Día

Más en Libros

"Dos tipos de ojos", la columna de esta semana de Marco Aurelio Denegri

Marco Aurelio Denegri publica semanalmente en "El Comercio" la columna "El ojo de Lima"

Marco Aurelio Denegri. (Foto: Víctor Idrogo/ El Comercio)

Marco Aurelio Denegri. (Foto: Víctor Idrogo/ El Comercio)

“Para el estudio iconográfico nos resulta sugerente un elemento existente en el oro y la piedra de Kuntur Wasi [Sitio arqueológico de la provincia de San Pablo en el departamento de Cajamarca].

“Se trata de un ojo representado de dos maneras: redondo y enroscado con la cola de una serpiente, en un caso, y rectangular, en el otro.

“La combinación de ambos tipos oculares en el mismo rostro es característica del monolito vertical descubierto en 1946, el más grande de Kuntur Wasi, que llamó la atención de Julio C. Tello.” […]

“Los dos tipos de ojos –redondo con cola de serpiente y cuadrado− constituyen los aspectos más notables de cuatro piedras esculpidas, originalmente colocadas en la plataforma central. […]

“Es clara, en estas piedras, la designación de dos principios de oposición complementaria, como lo redondo y lo cuadrado. El personaje del monolito más grande representaría la integración de dicha oposición.”

(Yoshio Onuki y Kinya Inokuchi, Gemelos Prístinos. El Tesoro del Templo de Kuntur Wasi. Lima, Fondo Editorial del Congreso del Perú y Minera Yanacocha, 2011, 130-131.)

El círculo simboliza el cielo, la perfección y la eternidad. También puede ser emblema solar y lo es indiscutiblemente cuando está rodeado de rayos. El círculo es símbolo del dinamismo psíquico, como la rueda y la esfera. Además, el sánscrito mándala significa círculo y es un dibujo circular complejo representante de las fuerzas reguladoras del universo y que sirve de apoyo a la meditación.

Hablando del rectángulo, véanse los comentarios siguientes de Cirlot:

“Es la más racional, segura y regular de todas las formas geométricas; esto se explica empíricamente por el hecho de que, en todos los tiempos y lugares, es la forma preferida por el hombre y la que él da a todos los espacios y objetos preparados para la vida. La casa, la habitación, la mesa y el lecho pueblan de rectángulos el ambiente humano.” (Cirlot, o.c., s.v. “Rectángulo”.)

Finalmente, y en relación con la serpiente, Cirlot dice, entre otras cosas, que si todos los símbolos son funciones y signos de lo energético, entonces la serpiente simboliza, por antonomasia, la energía y la fuerza pura y sola; de ahí sus ambivalencias y polivalencias.

Sin embargo, es notable que en toda la literatura hindú –védica, épica, puránica– brillan prácticamente por su ausencia las manifestaciones genuinas y espontáneas de amor, simpatía, caridad, incluso la manifestación de una amistad entre seres humanos en cuyo establecimiento no se hayan tenido en cuenta el nacimiento, la educación y la casta.

Tags Relacionados:

Marco Aurelio Denegri

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada