Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Libros

"León enamorado", por Marco Aurelio Denegri

En su columna de esta semana, el polígrafo escribe un relato de La Fontaine y el uso correcto de las palabras gala y el antónimo de utopía

Marco Aurelio Denegri

"El ojo de Lima" es la columna de Marco Aurelio Denegri. (Foto: Víctor Idrogo/ El Comercio)

Cuenta La Fontaine que un león de alta estirpe, al pasar por cierto prado, vio a una linda pastora, de la que se enamoró al instante.

Esto ocurrió una mañana, y en la misma tarde de ese día, el león estaba platicando con los padres de la pastora y la pedía en matrimonio.

El padre hubiese preferido un yerno menos formidable y temible. Era duro y hasta doloroso concederle su hija a semejante bestia melenuda; pero no concedérsela era poco seguro y hasta peligroso. Además, una negativa hubiese originado tal vez un casamiento clandestino; y ello porque la muchacha se inclinaba por los arrogantes y se enamoraba fácilmente de los que lucían hermosa cabellera.

El padre no se atrevió, pues, a denegar la petición del fiero pretendiente, pero muy sagazmente y con muchas precauciones le dijo:

“Mi hija es tímida y delicada. Si vais a acariciarla con esas garras, entonces sin duda la lastimaréis. Dejad, pues, que os corten las uñas, y al mismo tiempo permitid que os limen, y muy bien, los filudos dientes que tenéis. Así vuestros besos serán dulces y suaves y no causarán daño a mi hija.

”El león consintió que le hicieran todo, tan enamorado estaba de la bella pastora.

Lo dejaron, pues, sin uñas y sin dientes, y parecía una fortaleza desmantelada. Entonces le soltaron una jauría de perros y el león inválido apenas pudo defenderse. Los canes acabaron con él muy rápidamente y del Rey de la Selva sólo quedó el recuerdo.

¡Ay, amor! Cuando caemos en tus manos, cuando te adueñas de nosotros, bien podemos decir entonces: ¡Adiós, prudencia, adiós, cautela, adiós, sensatez!

GALA
Lo más esmerado, exquisito y selecto de una cosa: eso es gala, en su tercera acepción. La palabra traduce bien la francesa élite: lo mejor, lo más distinguido, la flor, lo más selecto, la flor y nata. Pero élite se entiende comúnmente en el sentido de minoría selecta; volver este sentido en castellano con el vocablo gala, crearía confusión; sobre todo porque élite se ha difundido tanto, que es prácticamente insubstituible. O se dice élite o se dice minoría selecta; pero ya no se puede decir gala para significar lo mismo.

¿DISTOPÍA?
Para denotar lo contrario de utopía debió decirse disutopía, pero no distopia o distopía.

Utopía procede del griego ou, no, y tópos, lugar, o sea lugar inexistente. Para negar o contradecir esta significación hay que usar el prefijo latino dis-, con el que se indica negación o contrariedad. Decimos entonces disutopía o disutopia.

Distopía es calco del inglés dystopia, con que se nombra un lugar hipotético en el cual las condiciones y la calidad de vida son espantosas.

Tags Relacionados:

Marco Aurelio Denegri

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada