Jeremías Gamboa: "La literatura le da sentido a la vida humana"
Jeremías Gamboa: "La literatura le da sentido a la vida humana"

El escritor peruano Jeremías Gamboa, pupilo del Nobel Mario Vargas Llosa, vive inmiscuido en la búsqueda de nuevos personajes literarios e imágenes sugestivas que le permitan construir historias para conectar con el lado oculto del ser humano y rebajar los temores de su paternidad.

El autor de "Punto de Fuga" (Alfaguara, 2007) y "Contarlo todo" (Mondadori, 2013) visita estos días Brasil para presentar la versión en portugués del segundo título en la Feria del Libro de Portoalegre, que se celebrará hasta el próximo 15 de noviembre.

Antes que contar una historia, Jeremías Gamboa (Lima, 1975) apuesta por buscar personajes que escriban directamente la trama: "Son ellos los que lo guían a uno a un lugar", dice en una entrevista con Efe en Sao Paulo.

Empezó su trayectoria en el mundo de las letras como periodista hasta que descubrió la fascinación por la novela, la que "conecta a la gente con los lados ocultos que no conoce".

"La literatura le da sentido a la vida humana y organiza los valores y las emociones ante el hecho de estar vivos", manifiesta el escritor limeño.

En su admiración por los personajes complejos pone como ejemplo la extraña sintonía entre don Quijote de la Mancha y Sancho Panza por tener "formas diferentes de relacionarse con el mundo" que caminan entre la imaginación alucinógena del hidalgo y la razón categórica de su escudero.

"Yo siento que escribo novelas que son formas de conocerme y conocer al enemigo. Conocer tus asuntos, abrazarlos y completarte", afirma.

Jeremías Gamboa fue capaz de llamar la atención del premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, quien dice de él que "es un escritor que domina totalmente sus medios de expresión y sabe concentrarse en lo esencial".

La novela "Contarlo todo", que narra la historia de Gabriel Lisboa, un joven de escasos recursos económicos que lucha en Lima por convertirse en escritor, ganó el Premio Tigre Juan en 2014 y ha sido traducida al francés, italiano y portugués.

Una de sus costumbres, según reconoce él mismo, era escribir con tanta pasión sobre el teclado que acababa destrozándolo, actitud que ha abandonado a medida que ha ido sumando años y se ha convertido en padre.

Con la paternidad, estrenada hace dos años, le han entrado "cantidad de temores" por el futuro de un mundo que le genera "temor" y "aprehensión" en relación a temas como la falta de solidaridad con los refugiados, la incapacidad para tolerar a otros o la corrupción.

"En Perú venimos de un proceso tremendo de lucha para que el 'fujimorismo' no saliera elegido y eso nos alegró, pero con el nuevo presidente (Pedro Pablo Kuczynski) al mes ya salió un caso de corrupción y eso te genera una sensación oscura que te desanima", apunta Jeremías Gamboa.

El autor hace referencia al caso del exasesor presidencial en temas de salud Carlos Moreno, acusado por ocho presuntos delitos de corrupción, después de haber sido grabado en una cita en el Palacio de Gobierno de Perú.

Con otro tono encaró su participación en el libro "Cuba Stone", una compilación de crónicas sobre el histórico concierto de la banda de rock británica en La Habana, que firma junto al periodista argentino Javier Sinay y al mexicano Joselo Rangel, guitarrista de Café Tacvba.

"Sentíamos que allí se cerraba una etapa y otra se abría. Hablé con grupos de cubanos que nunca habían escuchado a los Stones, para ellos era una banda que venía de un lugar ignoto. Otros tenían miedo incluso de quedarse sordos. Fue un encuentro particular", recuerda.

"Cuba Stone" interrumpió por un tiempo la que será su tercera obra, que prepara desde hace dos años y espera terminar en 2017.

"La nueva novela tiene algo más de sereno, quizá por eso ya no golpeo con tanta fuerza el teclado", confiesa Gamboa. (EFE)

LEE MÁS EN LUCES

TAGS RELACIONADOS