Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Libros

Libros de la semana: te recomendamos tres lecturas

Como cada semana, te recomendamos tres libros para leer: diarios, ensayo y poesía. Para todos los gustos y públicos

Libros de la semana: te recomendamos tres lecturas

Libros de la semana: te recomendamos tres lecturas

Diarios, ensayo, poesía. Te recomendamos opciones variadas para leer esta semana, según sea el gusto, el público o las ganas del momento. Como para no poner ninguna excusa.

1. "LOS DIARIOS DE EMILIO RENZI: LOS AÑOS FELICES"
Autor: Ricardo Piglia
Género: diarios
Páginas: 424
Editorial: Anagrama

Es muy astuto lo que sugieren estos diarios: que no necesariamente son el registro de la vida conforme va pasando, sino una aproximación a la vida futura, la que va a pasar. Es decir, imaginar hechos no ocurridos, apuntarlos, y luego experimentarlos. La escritura que se anticipa a la realidad. Con ello tritura cualquier certeza de realidad o ficción ante nuestros ojos.

Pero en Piglia, eso es lo de menos. Este segundo tomo de sus diarios abarca la etapa entre 1968 y 1975, período complejísimo en Argentina. Por eso llaman la atención sus obsesiones cambiantes: a ratos frustrado por un proyecto de novela que considera inservible (y que años después será “Plata quemada”, un éxito), en otros consternado por la política y la persecución de la dictadura que lo acecha, o simplemente abatido por la ruptura con su novia. “Los voy a llamar mis años felices –reflexiona el autor en las primera páginas–, porque al leerlos y al transcribirlos me divertí viendo lo ridículo que es uno”. Nuevamente: imposible saber qué inventa Piglia y qué no.

Un punto alto: Piglia (o Renzi, su álter ego y protagonista, da igual) abre uno de sus cuadernos y encuentra la letra de su novia, quien solía espiar en sus diarios. Ella le escribe increpándole por la separación, encarándolo. Es la presencia ajena en las páginas más personales de su vida, un giro inesperado y brillante. 

A falta todavía del tercer volumen, los diarios redondean a la perfección el universo pigliano y, a la vez, sirven de luminosa puerta de entrada para quienes aún no conocen su obra.

2. "COCAÍNA ANDINA"
Autor: Paul Gootenberg
Género: ensayo
Páginas: 512
Editorial: La Siniestra

El camino de la cocaína es largo. Va desde su aparentemente inofensivo crecimiento en plantaciones de la selva peruana hasta la nariz sangrante de algún artista estadounidense o magnate europeo. En el camino mueve millonarias sumas de dinero, agudiza la corrupción política, y destruye vidas (no únicamente consumidoras).

La investigación de Paul Gootenberg hace otro cruce, el cronológico, para dibujar el mapa de la droga: se remonta a las primeras noticias de la hoja de coca, aún en el siglo XIX, cuando era usada por poblaciones indígenas, pasando por su transformación con fines farmacéuticos cuando aún era legal en la industria local, e incluso a debates más recientes sobre la posibilidad de su legalización y las erróneas fórmulas de lucha contra el narcotráfico.

La exhaustivo información del libro –bien balanceada con una prosa amigable– responde a los intereses anteriores de Gootenberg, que ya había realizado investigaciones sobre mercancías, como la del guano. En este caso, sin embargo, la carga es mucho más perversa y, por ende, más urgente de discutirse y comprender.

3. "ENEMIGO
Autor: José Carlos Agüero
Género: poesía
Páginas: 68
Editorial: Intermezzo Tropical

Del autor conocimos uno de los mejores libros del 2015, “Los rendidos”, conjunto de textos autobiográficos que impactaba por girar en torno a sus padres, antiguos miembros de Sendero Luminoso que fueron ejecutados extrajudicialmente. En este libro vuelve a los temas de la violencia y la memoria como un campo de exploración ineludible.

Aunque se vuelven recurrentes las referencias a la madre o a los niños como recuerdos serenos, son las descripciones del espanto las que pueblan este pequeño poemario rojo sangre: cuerpos carbonizados, costras, huesos astillados, todas representaciones del dolor. Y aun así, la belleza y el horror son cosidas con precisión: “Desde su rostro que se esparce por el suelo/ ella me dice: bésame/ pero no encuentro sus labios/ solo puedo ver/ su cuerpo ocupando el espacio/ flores de carne que se deshojan/ sangre que se hace arena y luego mar y luego palabras”.

Pero más valioso resulta su retrato del “enemigo”, que apela a acercar a víctimas, victimarios y deudos (y que el universo personal de Agüero en cierta forma sintetiza) “para no iniciar la historia de una culpa”, como dice uno de los versos. Libro potente, desapercibido, necesario.

Tags Relacionados:

Pisapapeles

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada