Módulos Temas Día

Más en Libros

Pisapapeles: Te recomendamos tres libros para esta semana

Reseñamos una novela, una antología poética y un conjunto de crónicas

Pisapapeles: Te recomendamos tres libros para esta semana

Pisapapeles: Te recomendamos tres libros para esta semana

Pisapapeles: Te recomendamos tres libros para esta semana

Para esta semana, recomendamos tres libros: una novela de Chimamanda Ngozi Adichie, una antología poética de Emilio Adolfo Westphalen y el conjunto de crónicas de Carlos Paredes.

1. "La flor púrpura"
Autora: Chimamanda Ngozi Adichie
Género: Novela
Páginas: 304
Editorial: Random House


Ya consolidada como una de las escritoras más importantes de su generación, la autora nigeriana afincada en Estados Unidos es un ejemplo claro de migración cultural sin pérdida de las raíces. De hecho, “La flor púrpura”, su primera novela, es un interesante reflejo de esa situación: en ella se cuenta la historia de una pareja de hermanos –ella de 15 años, él de 13–, crecidos en una familia católica y conservadora de Nigeria. Frente a la autoritaria figura paterna surgirán algunos gestos de rebeldía natural y el descubrimiento de un mundo paralelo, más libre y horizontal, que les hará replantearse sus propias estructuras mentales y generará un inevitable quiebre en el hogar.

El talento de Adichie consigue recrear con gran cantidad de detalles y matices una situación usualmente ajena (¿cuánta literatura africana consume un lector latinoamericano promedio?), pero sobre todo le permite escribir con sorprendente fuerza a pesar de que la narración se ancla en la mirada de Kambili, la adolescente protagonista. Tras esa mezcla de fragilidad y miedo se va formando una personalidad sólida, en un camino de madurez no exento de dificultades. Y abundan los contrastes: los modelos arquetípicos del padre y la madre con la tierna relación fraternal; la cultura africana con las influencias de Occidente; y la recreación de un mundo que luce lejano con el llamado “producto colonial” que, en el fondo, se asemeja a nuestro contexto más de lo que uno podría imaginarse.

2. "Simulacro de sortilegios"
Autor: Emilio Adolfo Westphalen
Género: Poesía
Páginas: 332
Editorial: Sur Anticuaria


​Reunir la poesía completa de Emilio Adolfo Westphalen, indiscutiblemente uno de nuestros más grandes poetas, era una tarea postergada en exceso. Este volumen cumple el pendiente y, como era de esperarse, permite hacerse una mejor idea de cómo evolucionó la escritura del autor con los años, en especial tras esas cuatro décadas misteriosas (de 1940 a 1980, aproximadamente) en las que no escribió o, por lo menos, no publicó verso alguno.

“Lo sorprendente es crear, no dejar de hacerlo”, decía él a manera de justificación de dicho silencio creativo, pero entre una y otra etapa sí se perciben ciertos cambios: un endurecimiento de la palabra, cierta tendencia a la poesía en prosa y a la brevedad, una extraña amargura a veces convertida en humor negrísimo. Así, del inicial silencio romántico de “Abolición de la muerte” de 1935 (“Me he callado porque el silencio pone más cerca los labios”) pasa al mutismo desolado en su famoso “Poema inútil”: “Qué será el poema sino un espejo de feria,/ un espejismo lunar, una cáscara desmenuzable,/ la torre falsa más triste y despreciable”. Dos versiones diferentes, pero una sola voz fundamental.

3. "La hora final"
Autor: Carlos Paredes
Género: Crónica
Páginas: 244
Editorial: Planeta


​Con la obsesión minuciosa y casi desesperada de un sabueso, el periodista Carlos Paredes articula un buen cúmulo de historias en torno al Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), que se encargó del seguimiento y, finalmente, la captura, en 1992, de Abimael Guzmán, terrorista cabecilla de Sendero Luminoso.

Pero el autor se distancia de la mera enumeración de datos históricos para privilegiar, en su lugar, la vibración del relato. Lo que se presenta aquí son más bien retazos atractivos, un anecdotario tangencial que puede posarse tanto en el germen de lo que fue Sendero Luminoso, como en algunos datos curiosos y jocosos en torno al proceso de trabajo del GEIN. Lo que sí deja, casi a manera de conclusión, es el reconocimiento a un grupo que actuó con limpieza y con una frialdad propia de los mejores agentes cinematográficos. Algunas de las historias, que parecen sacadas de un thriller, así lo confirman.

Tags Relacionados:

Pisapapeles

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías