Poeta Luis Hernández es traducido por primera vez al inglés
Poeta Luis Hernández es traducido por primera vez al inglés
Orlando Bardales

Una tarde de comienzos de la década del 2000, el catedrático norteamericano Anthony Geist se vio deslumbrado por los siguientes versos: “Hoy das/ Al mar/ De Agua Dulce/ El único relato/ Solamente/ Que ahora/ Es tu cuerpo vencido/ Un tiempo…”.

Las líneas le pertenecían al poeta peruano , cuya obra había llegado a las manos del experto en literatura española a través de un amigo.

Tiempo después, 'googleando', el investigador dio con la colección “Cuadernos de Luis Hernández”, facsímiles de los manuscritos del autor, p (PUCP).

El hallazgo lo sorprendió sobremanera.

Se trataba de un poeta no solo talentoso, sino también prolífico.

Hernández solo había publicado tres libros antes de su muerte: "Orilla" (1961), "Charlie Melnik" (1962) y "Las constelaciones" (1965). Sin embargo, a partir de la década del setenta, escribió decenas de poemas más en unos cuadernos personales que luego regaló a familiares y conocidos.

Dichos poemas fueron recopilados en el libro póstumo "Vox Horrísona", editado por Nicolás Yerovi en 1978.

Después, apareció la compilación de la PUCP en Internet y así los versos llegaron hasta los ojos del catedrático de la Universidad de Washington.

Geist supo, a través de sus escritos, que Luis Hernández había sido médico y deportista antes de dedicarse a la poesía: “Soy Luisito Hernández / Ex campeón / De peso welter / Y le dijeron: / Cuántas veces / Hemos de perdonar / Y él contestó / Setenta veces / Siete. Y como / Voy herido / Por la espalda / Sé hacia dónde / Voy”.

También descubrió a un poeta culto que narraba cosas cotidianas: “Apolo coronado / Por Laureles / Y Hardys / Hay una calma / Que es la paz / De las seis / Al salir / Del cinema”.

"Se le intuía un poeta cariñoso, irónico y angustiado a la vez. Era culto, conocía la poesía española clásica y contemporánea, así como las poesías inglesa, alemana y francesa. Tenía erudición", comenta Geist al otro lado de la línea telefónica.

Para él, Hernández utiliza un tono nostálgico y construye sus versos sobre frases incompletas para que el lector se involucre en la construcción del poema.

Luis Hernández falleció en Buenos Aires en 1977, bajo extrañas circunstancias. Unos dicen que se suicidó lanzándose a las vías férreas; otros, que sufrió un accidente. El poeta había viajado al país sureño para tratarse de una enfermedad mental.

En agosto del 2015, Geist sacó a la luz “The School of Solitude” (“La escuela de la soledad”), la primera traducción al inglés de los versos de Hernández extraídos de la colección de cuadernos, incluidas algunas piezas inéditas.

El proyecto contó desde el principio con el apoyo de los hermanos del vate, Max y Carlos, así como de la Biblioteca de la PUCP.

"A Max lo conocí durante una celebración al poeta en Seattle, en el 2006", refiere el experto.

Geist no podría haber estado más feliz.

En febrero de este año, “The School of Solitude” fue seleccionado entre los cinco semifinalistas del Premio PEN de la Asociación Mundial de Escritores con sede en el Reino Unido. Y en abril pasado, fue incluido en la lista de los "100 libros imprescindibles" .

En esta última selección, también figuran autores de la talla de Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, entre otros.

“Se trata de hacer justicia a un poeta escasamente difundido, cuya erudición y sentido de la ironía son únicos”, dice Geist.

El investigador también ha seguido las huellas de César Vallejo. "Vallejo también fue un poeta extraordinario. Fue el único de su generación que al comprometerse con una causa política no renunció a la vanguardia, a diferencia de otros", afirma.

Volviendo a Hernández, Geist resalta el sentido irónico del poeta en versos como "En el plagio creo y creo con el plagio".

Además recuerda su don para reciclar canciones y textos de otros autores.

“The School of Solitude” ha sido presentado en la Universidad de California y en la de Santa Bárbara (ambas en Los Ángeles). En setiembre, Geist planea visitar Lima para presentarlo.

Mientras tanto, recita: “Today you bestow / On the sea / Of Agua Dulce Beach / Its only story / It’s just that / Now / Your spent body is / A time”. 

TAGS RELACIONADOS